30 mayo 2007

Fotopoesía y fotografía

A veces, las palabras se posan sobre las cosas como una mariposa sobre una
flor, y las recubren de colores nuevos.
Sin embargo, cuando pienso en tu nombre, eres tú quien le da a la palabra
color, aroma, vida.
¿Qué sería tu nombre sin ti?
Igual que la palabra rosa sin la rosa:
un ruido incomprensible, torpe, hueco.

Fragmento del poema "A veces, un cuerpo puede modificar un nombre"
Ángel González



Continúo en esta reflexión ahondando en la relación entre fotografía y poesía. Esto es un intento de pensar en voz alta y de manera provisional sobre esta cuestión y por tanto el punto de vista está sujeto a revisión de una manera permanente y abierto a quien quiera participar en ello.

Cuestiones previas

Quizás una de las cuestiones previas en la que debemos aventurarnos es si existe la poesía más allá del texto, más allá del poema. O la poesía sólo pertenece a estos ámbitos. Vive y nos mira mientras la leemos, mientras la sostenemos en un libro.

Ahondando un poco en el campo de la literatura contemporánea, siempre se ha realizado un intento de definir la poeticidad. Un autor clásico sobre este tema es Jean Cohen, quien en una obra ya también clásica, El lenguaje de la poesía. Teoría de la poeticidad. Dedica una parte de su libro a la relación poesía y mundo, en el que se pregunta si es posible tal hecho, que la poesía se extienda más allá del poema. Para Cohen esta relación existe, es decir, existen realidades poéticas más allá del poema. Curiosamente el autor utiliza toda una serie de elementos claramente visuales para construir su tesis, pues analiza ciertas imágenes comunes a la poesía y a la realidad como el claro de luna, las ruinas o el paisaje. Lo curioso es que estos ejemplos participan plenamente de lo visual que es la cuestión que nosotros tratamos de dilucidar.

Para Cohen lo poético en el mundo se establece por una serie de categorías,
Que trata de esclarecer. Estas categorías son:

Lo misterioso, como atmósfera, “como una especie de cualidad extendida por la superficie del mundo” (pág. 229) donde la percepción genera determinadas sensaciones que a su vez se convierten en un modo de sentir más allá del conocimiento que no consigue desvelar el misterio.

Establece otra categoría en lo que denomina el efecto paisaje, donde se produce un debilitamiento de las diferencias luminosas y cromáticas, en lo que denomina efecto de velo, que disuelve las formas, como la niebla de Baudelaire. Donde vuelven a unirse percepción y emoción como la trama de esta poeticidad. Las propiedades de las realidades percibidas con unas determinadas características construyen un determinado estado subjetivo y emocional.

Otra de las categorías utilizadas, es la mezcla de lo percibido y lo imaginario. Lo que es el objeto y lo que evoca (metonimia), sus resonancias en el sujeto que lo percibe: “Una cosa es poética en la medida en que favorece en su ser cierto tipo de aparecer” (pág. 237). A modo de lenguaje silencioso entre el “noema” (los hechos) y el “patema” (impresión emocional que crea y despierta en la intimidad del receptor). Realidad y emoción. Realidad y símbolo. Significante, metáfora y significado, trasfondo emocional. Curioso lenguaje cuya facultad es despertar contenidos de una manera también nebulosa.

Otra categoría utilizada es lo totalizante entendido como “realidades que escapan de la fatalidad de ser-en-el-mundo” para instaurar el ser de su propio mundo. Un ser que asimila incluso la contradicción, el ejemplo para explicar este concepto es el claroscuro. Luz y oscuridad crean una totalidad . (Una fotografía como cualquier otra obra de arte crea un pequeño universo, escapa del mundo, del devenir).

Otra categoría de lo poético en el mundo es la intensidad emocional frente a su ausencia. Por ello, el autor acaba afirmando “La poesía no es nada más que esto: una exaltación del mundo, una celebración de las cosas, devueltas por la conciencia totalizante a su poder emocional originario” (pág. 251).

Para Jean Cohen el mundo está tan lleno de poesía como la que se guarda en los libros y la poeticidad es extrapolable a otras realidades y dimensiones.

Otro camino para aclarar la cuestión es parte de la historia de la literatura desde las vanguardias hasta nuestros días. Donde la poesía navega más allá del poema clásico, inventa nuevos lenguajes, abarca nuevas formas, incluso nuevos materiales. Utiliza la grafía de la propia escritura, el pictograma, el neón, la pintura, el collage, la instalación o la fotografía para desembarcar en nuevos continentes de representación y descubrirse en ellos como poesía más viva que nunca.

Tampoco voy a detenerme en algo que ya he explicado y es que la poesía y fotopoesía tienen un recurso compartido fundamental, que es la utilización común de imágenes y símbolos. La palabra poética contemporánea está hecha de imágenes y símbolos construidos con palabras. La fotopoesía sería esa manera de abrir la palabra, de buscar su imaginario visual y transmitirlo como tal, revelar las imágenes primordiales de las que la palabra es signo. Escribir imágenes con las imágenes mismas desde la fotografía.

Por todo ello, creo que podemos afirmar que hay poesía más allá del poema escrito en palabras, que hay poesía en las realidades y en las personas, que hay poesía en nuevos modos de expresión y de representación.

Poesía y fotopoesía como lenguajes que tienen mucho en común

No se trata únicamente de que ambas utilicen como contenido elementos comunes, tales como la imagen y el símbolo, vividos y representados intensamente. La cuestión del lenguaje es también crucial, desde este punto de vista podemos afirmar que:

La poesía es una ruptura creadora con el lenguaje convencional desde el lenguaje y en paralelo afirmar que la fotopoesía es una ruptura también creadora, en este caso, con la identidad fotografía = realidad desde la fotografía.

La fotopoesía por ello se separa de otros géneros dentro de lo fotográfico. No se identifica con ellos, no se reconoce en ellos más que en el uso común de determinados procedimientos tecnológicos y técnicos. Es una ruptura con la idea de fotografía como copia, analogía de la realidad. Es una ruptura con muchos tabúes: el acto sacro de la toma, la no manipulación de la imagen, el instante decisivo....incluso con la idea tradicional de la fotografía como corte espacio-temporal (pues lo representado no existe ni el tiempo ni el espacio, sólo en el espacio virtual de la obra como sucede en la pintura).

La fotopoesía es una reivindicación de la fotografía con todo su potencial expresivo como lenguaje para intensificar su significado conceptual o emocional más allá de la simple representación “realista”, porque trabaja con el efecto representación - percepción – emoción (además de jugar con lo imaginario y simbólico). La fotopoesía es la subversión en el campo de la representación para generar su capacidad de emoción y de decir (como juega la poesía con el lenguaje. La prosa nada tiene que ver con el verso, ni lo prosaico con lo maravilloso...por una cuestión de lenguaje y contenido). Incluso como lenguaje –valga la redundancia- es un terreno por explorar con la llegada de la fotografía digital y el amplio margen de manipulación de la imagen(1).

Creo que la clave fundamental es ésta. El juego que introduce, la subversión de la percepción que produce resonancias emocionales. De la misma manera que ocurre con la subversión del lenguaje convencional que introduce la poesía.

Ya pero ¿de qué hablamos cuando hablamos de lenguaje fotográfico?

Pues hablamos de sus “sintagmas”, de todos los recursos expresivos de los que la fotografía es capaz. A modo de esquema provisional se nos ocurre el siguiente que va más allá de los ajustes básicos de imagen:



  • Contenido:

- Elección y elaboración del contenido
- Elaboración de la composición y de la toma o del fotomontaje
- Collage


o Cámara
o Escáner (fotografía sin cámara)
o Proceso mixto
o Quimigramas



  • Representación de la bidimensionalidad:

    -Tratamiento de la perspectiva
    - Nitidez o desenfoque
    - Deformaciones
    - Simetrías


o Óptica de la cámara
o Software



  • Representación relacionada con el tiempo fotográfico:

    - Congelación de la imagen o tiempos de exposición muy largos (3 o 4 minutos, por ejemplo en la fotografía estenopeica)
    - Imágenes movidas y/o desenfocadas

o Obturador de la cámara
o Desenfoques relacionados con el software



  • Tratamiento de la luz


o Planificación de la hora de la toma
o Películas tradicionales (tipo Velvia)
o Manipulación de la temperatura del color con el software
o Tratamiento del contraste



  • Tratamiento del color o blanco y negro

o Utilización de películas tradicionales
o Utilización de filtros fotográficos analógicos o digitales
o Utilización de degradados o mapas de degradados
o Modos de fusión
o Equilibrio de color
o Tono/Saturación
o Conversión a blanco y negro
o Aplicación del sistema de zonas tradicional con selección y niveles
o Virados
o Solarizaciones
o Procesos cruzados



  • Efectos pictóricos


o Filtros artísticos en photoshop y en gimp



  • Tratamiento del grano


o Ruido digital



  • Tipos de impresión y positivado


o Tipos de papel fotográficos y de acuarela
o Técnicas mixtas


o Combinación de negativos digitales y antiguos procesos fotográficos como la goma bicromatada, la platinotipia, cianotipia, el vandick, etc.
o Transferencia de tintes



  • Soportes de la imagen


o Web
o Papel
o Tela
o Fotocerámica

___________________________


(1) Cuando afirmo que hay mucho que explorar desde este punto de vista me refiero, por ejemplo a la transferencia de tintes. Lo que antes podíamos hacer con una foto Polaroid que se llevaba a otro soporte, hoy se puede hacer más fácil con la foto digital pues se trata de transferir el pigmento de la impresión.

Me refiero también a la posibilidad de rescatar antiguos procesos fotográficos del siglo XIX. La película de artes gráficas del tipo Kodalith era cara y difícil de conseguir. Hoy podemos imprimir negativos en acetato con una aceptable escala tonal que permiten la realización de gomas bicromatidas o de otros procesos antiguos o incluso positivarlos en papel fotográfico tradicional.

Hay también quien transforma una cámara reflex digital en una estenopeica y lensbaby.

Otro caso es el del fotógrafo Farres Eaves, (la visita es casi obligada) por un accidente su cámara digital cayó al agua por lo que quedó dañado el sensor de la misma. El resultado del trabajo con esa cámara es un ejemplo de las múltiples posibilidades que se abren, incluso de incrementar en lenguaje de la fotografía.

28 comentarios:

Milk™ dijo...

Felicidades por el artículo Juan!muy buen compendio de ideas que pueden sustentar teóricamente a la fotopoesía. Comparto la idea de la revalorización de la fotografía como una obra con propiedades iguales a las de cualquier otra obra, teniendo como inmediatez a la pintura. Desde mi experiencia, la fotografía que hago se olvida un tanto de las convencionalidades de espacio-tiempo y otras cuestiones que tal vez son básicas en la fotografía, pero en realidad si trato de mantener esa calidad de espontaneidad, de momento único e irrepetible, la impresión: entre más pueda abstraerlas de su contexto inmediato, mejor. El que haya cierto misterio en lo que se observa, esa sensación es la que se encuentra de post en post que no son más que exploraciones diarias por historias que se crean intrínsecamente en las imágenes. El poema les pertenece tanto en el proceso de toma como el resultado final. El encuentro es algo puramente visual que no se puede deslindar de la experiencia, tal cual es un signo: una imagen es indisociable de su concepto. Es entonces cuando, según mi experiencia, surge esa conexión con la luz, objetos, colores, lugar y entonces es momento de una toma que une dos mundos tanto conceptual como lo visual y se hace entonces una alegoría o una distorsión en el significado. Como factor común puede estar la espontaneidad de algunas tomas que pueden presentar "imperfecciones" pero también me identifico con la idea de hacer al accidente parte de la obra. "Es una ruptura con la idea de fotografía como copia, analogía de la realidad. Es una ruptura con muchos tabúes: el acto sacro de la toma, la no manipulación de la imagen, el instante decisivo..." Considero que estando en mi fase de aprendiz y experimentación, me interesa volcar los valores de una fotografía siendo a veces un tanto más radical al hablar únicamente de colores que relaciono más con la música, por ejemplo. O simplemente sensaciones que nos produce el color, es como fotografía abstracta que aún así tiene poema no convencional. Podría extenderme más pero sería mas bien una explicación de lo que busco y que crea una forma de conexión con la fotopoesía. Agradezco mucho que hayas incluido una fotografía mía, un honor estar con fotógrafos tan buenos como Luis, José y tú por supuesto. Me he extendido mucho, tienes mi correo y cualquier duda o mayor información estaremos en contacto.
Muchos saludos

Marlen

JuanBM dijo...

Gracias Marlen, más adelante comento sobre lo que has escrito.

Quería añadir algo que se me quedó en el tintero. En España, por ejemplo, la unión más evidente entre fotografía y poesía viene de la mano de Chema Madoz, quien afirma: "Fotografía y poesía comparten un mismo interés por la creación de imágenes intensas".

Como pequeña guía didáctica al respecto dejo aquí un enlace también muy interesante sobre la obra de Madoz y su relación con la poesía:

http://www.fundacion.telefonica.com/arte_tecno/educ_
arte/aula_did/chema_madoz.pdf

Madoz trabaja en la elaboración de la imagen que es donde centra ese trabajo de subvertir la representación.

Y no se me olvidan tampoco los dípticos de Rafael Navarro donde se explora la sugerencia del lenguaje visual.

Osselin dijo...

Después de lo dicho por Marlen y por ti poco me queda por decir. Es más tú desde la vertiente técnica y Marlen desde la pulsión fotográfica me habéis dejado sin palabras. Subrayo y comparto sobre todo:
"El encuentro es algo puramente visual que no se puede deslindar de la experiencia, tal cual es un signo: una imagen es indisociable de su concepto. Es entonces cuando, según mi experiencia, surge esa conexión con la luz, objetos, colores, lugar y entonces es momento de una toma que une dos mundos tanto conceptual como lo visual y se hace entonces una alegoría o una distorsión en el significado."
Felicidades a los dos por vuestro esfuerzo conceptualizador. Llevo unos días preocupado por otros asuntos y me cuesta concentrarme. Lo siento.
Un saludo

Luis Vence dijo...

Juan,
Excelente artículo. Me ahorraste un año de investigación! Lo interesante de todo ésto es dar un apoyo teórico a lo que uno hace, a la vez de abrirnos la mente para permitir nuevas exploraciones en los laterales. También es válido como elemento de justificación y respuesta ante la pregunta: "¿qué es fotopoesía?", que como te comenté suele hacer la gente por aquí.
Hay ideas fuerza en tu escrito que resalto como especialmente válidas para mi caso. El hecho de que la fotopoesía tiene más que ver con la poesía que con la fotografía, y que lleva a un nivel diferente a ésta última, incluso a veces contradiciéndola.
Yo creo que ya te dije que, haciendo un poco de reduccionismo o simplismo, parece más fácil que un poeta entienda y aborde la fotopoesía, antes que un fotógrafo, muy apegado ésto último por lo general a las reglas y al equipo.
La otra idea que es importante es el hecho de la percepción de la realidad. La fotografía tradicional defiende la captación de la realidad, sin intervención o con la menor posible. La fotopoesía es más bien lo contrario: se trata de llevar "la realidad de la cámara" a la realidad percibida por el fotopoeta. La fotografía en la fotopoesía es sólo un medio, como lo es un pincel y la pintura.
Sin embargo, es bueno remarcar siempre que para transgredir una técnica primero hay que conocerla. Es decir, si quiero torcer lo "correcto" desde el punto de vista del canon fotográfico (aquí canon no es lo contrario a nikon...:)...), primero debo conocerlo y dominarlo. Luego "estaré en derecho" de transgredir sus fronteras, ejerciendo el "desarreglo de sentidos" o el "pensamiento lateral" necesario para un composición fotopoética.
En definitiva, el oficio de fotopoeta debe tener como base educativa dos disciplinas: poesía y fotografía (su propio nombre lo indica), aunque sigo intuyendo que le ganará (en tiempo de aprendizaje) el poeta al fotógrafo.
Eso también lo reflejas muy bien cuando citas los elementos conceptuales y técnicos relacionados. A cada concepción estética, un medio tecnológico aplicable.
Y una cuestión técnica muy importante con respecto a la fotopoesía, algo que no me preocupa cuando veo mis imágenes en el monitor pero sí me desvela cuando salgo a imprimir. La fotopoesía, al recibir intervenciones y ajustes en los colores, tonos, luces, tiene gran dificultad para ser reproducida luego en el papel fotográfico. Una fotografía tradicional con colores puros, generalmente tiene cambios según el papel, pero están dentro de parámetros manejables. La fotopoesía tiene una dificultad adicional (al menos a mí me ocurre seguido), y ni hablar si comparamos, por ejemplo, una impresión a chorro de tinta de alta calidad con relación a una impresión de laboratorio fotográfico de gran durabilidad y también de gran calidad. Las tintas, los papeles, la calibración, "hacen" a la obra final, siendo a veces una caja de pandora fuera de control, algo que en fotografía tradicional y no intervenida es importante, pero superlativamente menor en su grado de ponderación en cuanto a la calidad estética de la obra final.
Seguimos explorando y enhorabuena por esta iniciativa...
Un Abrazo,
Luis.

Isabel Romana dijo...

Interesantísimo este post. Me ha gustado mucho el recorrido que has hecho por el libro de Cohen y luego la aplicación a la fotopoesía. También yo creo en la realidad poética que puede construir una imagen. Saludos cordiales.

Osselin dijo...

Comparto mi preocupación por la impresión ,como Luis. Primero, tener calibrado el monitor.
Segundo .conocer muy bien los perfiles de salida de impresión de Photoshop CS2 (en mi caso).
Tercero, tener un laboratorio de confianza que no obre por su cuenta (sobre todo enfoque y contraste) sin preguntar.
Cuarto: los perfiles draganizados y multisaturados se salen de rango, por tanto sólo podremos imprimir una aproximación a nuestra idea.
Quinto, el laboratorio que domina su oficio, lo cobra a precio de oro.
Sexto, todo en su conjunto dificulta la venta de obra y nos obliga a vivir de otra cosa.
Sexto, puede que con el tiempo volvamos a alstécnicas artesanales que Juan introduce. Pero...¿Quien tiene tiempo para aprender y para elaborar así?
Reflexiones interesantes y eso que hoy , como decimos en Cataluña, estoy "espeso".
Me habéis provocado y me alegro por ello.

Luis Vence dijo...

Ratifico lo que dice José y es la historia de mi vida en ésto. Y me amargo cada vez que tengo que imprimir.
Si bien la impresión casera a chorro de tinta es difamada por los laboratoristas fotográficos, lo cierto es que es mucho más fiel en el caso de mi trabajo.
Yo adquirí una buena impresora, he investigado y di con un excelente papel suizo, y utilizo las mejores seis tintas. Y logro fidelidad, y además es una impresión que promete durar tanto como la química fotográfica de laboratorio. El problema es el tamaño.
Cuando voy a tamaños más grandes, necesito a los laboratorios fotográficos, y los papeles en este caso atrasan 30 años. Y puede pasar cualquier cosa.
En la medida que uno logre tamaño y se mejoren los papeles para imprimir en forma casera y lo mismo con las tintas, creo que volveremos a tener el laboratorio en casa. Todo vuelve...

(supongo que en Europa estarán unos diez años más adelantados que aquí...pero ésto es Argentina y...si alguien quiere enseñarme otra forma de hacer las cosas...).

JuanBM dijo...

Estoy apasionado con todo lo que habéis escrito.

Marlen, tu obra es un tratado sobre el color y la espontaneidad y por eso me gusta perderme en tus fotos. Lo que afirmas de experiencia visual y encuentro, lo comparto... y en realidad habla de tu capacidad de ver y de captar pequeños mundos.

José ¿acabaremos metiendo la cámara en un charco? ¡Qué tiemble Adobe!

Luis, la poesía es libertad y es experimentación, la fotografía entendida al modo tradicional es rigidez, tabúes, que parecen limitar la libertad expresiva del artista. Por eso en la poesía yo también me siento mejor. Un ejemplo para comprender esta posición un tanto trasnochada sería que a un escritor no se le permitiera escribir sobre mundos fantásticos porque no están delante de sus narices. O se le limitara en recursos expresivos en nombre no se de qué argumentos.

Y la clave, como bien dices, es resituar en la fotografía las emociones que uno ha experimentado , o quiere sugerir, para ello utilizará los recursos técnicos que quiera y tendrá el planteamiento visual que pretenda desarrollar.

Comparto con vosotros la inquietud por el proceso de impresión. Yo trabajo con un laboratorio que tiene una procesadora laser de Fuji, con un perfil de color muy parecido al sRGB que se llama Frontier. Los colores salen calibrados, es en la latitud tonal donde pierdo algo. Concretamente no me respeta las sombras, tiende a aclararlas. Por ello lo que hago es acentuarlas más.

Creo que deberías preguntar con que máquina trabajan y buscar información sobre perfiles de color sobre la misma que los hay. Yo así me encontré con el perfiel Frontier. En principio tiene que haber algún sistema de calibración. En el caso de que no lo haya también puedes probar con una carta de colores escaneada o fotografiada y corregir tú a ojo con el resultado en la mano (niveles de luminosidad y saturación de los colores).

Isabel, muchas gracias por pasarte por aquí, como ves hoy estamos de fotopoesía y me alegra compartir contigo esa lectura de Cohen.

Sirena dijo...

De lo único que puedo opinar sobre la fotopoesía es sobre la belleza que me transmite. De hecho, no sabía ni que existía ni lo que era hasta que lo descubrí en tí, en Luis y en Osselin. Y gracias por ello. Decir que si, que la poesía existe más allá de los textos y los poemas. La poesía se puede encontrar en cualquier lugar. Te dejo una frase de Sabina que dice así: "La poesía huye a veces de los libros, para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura..."

Abrazos fotopoéticos, amigo...

Lobo mexicano dijo...

Hola Juan

Llegué a tu bitácora gracias a nuestro amigo Osselin, que amablemente me recomendó visitarla para leer este interesante post que has publicado sobre fotopoesía, el cual voy a leer sobre papel porque pertenezco a esa generación que le cuesta trabajo leer en pantalla -tengo ya 38 años habituado a la lectura en papel-. Además a eso habría que agregarle cierto número de dioptrías y otros defectos en la vista, resultado de captar fotografías y apreciar los detalles que la vida nos tiene reservados.
Qué bueno que has abordado y bordado sobre este nuevo género de la fotografía.
Yo imparto la materia de fotografía en dos universidades mexicanas. Mi formación académica me acercó mucho al fotoperiodismo y al documentalismo, posteriormente conocí la obra de fotógrafos norteamericanos, la de Tina Modotti, la de fotógrafos viajeros y escritores, como es el caso de tu tocayo Juan Rulfo, que dejó una obra impresionante, misma que ha sido expuesta en el Palacio de las Bellas Artes; también me impresionó el trabajo de los fotógrafos checos, como Saudek y Koudelka; esas son las influencias que me han permitido ver a la fotografía de otra manera, apartado del registro de un fragmento de la realidad.
Espero que visites mi blog y que este sea el inicio de una buena colaboración.
Ayer miércoles -te escribo la noche del jueves en México- visité a un amigo que hace años me ayudaba a montar obra en la Casa de Cultura de Azcapotzalco -sitio cercano al centro de la ciudad de México; me comentó que acaba de inaugurar una nueva galería y que estaría interesado en que se expusiera fotografía, dado que está próximo el festival de foto llamado Fotoseptiembre.
Sería interesante reunir obra de todos ustedes para que en México se conozca más sobre la fotopoesía.
Espero que se concrete algo.
Gracias por este post y agradezco a nuestro buen amigo José el haberme dado esta notable referencia electrónica.

JuanBM dijo...

Todo un honor, Lobo, tu paso por esta casa. Conocía tu blog por que lo vi en el de Luis Vence y lo he visitado.Generalmente no tengo mucho tiempo para dedicarle a internet y participo silenciosamente, hasta que algo me hace no callarme.

Tenemos parecidas raíces fotográficas. También me apasiona la obra de Manuel Álvarez Bravo.

Creo que somos afortunados los fotógrafos pues nos han regalado un nuevo mundo, con la foto digital. Nuevas preguntas, nuevos retos... y lo más importante toda una obra por hacer, liberándonos de los automatismos. Por ello todo este cambio me apasiona.

Cuenta con mi participación para lo que quieras. Te enlazo para tenerte más cerca y visitarte más a menudo.

Un abrazo

JuanBM dijo...

Se me olvidaba, es que es viernes y estoy cansado. Pesa la semana.

Sirena, si oyésemos más a Sabina, a quien admiro, seguro que muchas ideas nos nacerían de sus palabras y de sus canciones.

También te mando un abrazo

Persio dijo...

felicitaciones es un trabajo excelente!

Clarice Baricco dijo...

Hola Juan:

Elena Liliana Popescu escribió en uno de sus poemas: "Ser palabra sin hablar". Profundidad y potente verso, y esto me hace llevarlo a las imágenes. Nuestro lenguaje convertido en la mirada de la foto, una mirada que se convierte en latido, insisto.

Gracias por la interesante información que brindas, me quedé con más ganas de aprender de este mundo maravilloso.

Abrazos y también para Tania.

JuanBM dijo...

Hola Clarice

No conocía ese verso, me lo apunto. Quizás es que el arte es la suprema libertad del ser humano. No recuerdo ahora mismo quién dijo que al hombre (y a la mujer, se entiende)se le conoce su ser tanto por lo que desea como por lo que crea o es capaz de crear,no en un sentido materialista o utilitarista, sino desde la perspectiva del arte.

Quizás, ahora más descansado, me atrevería a añadir algo más sobre lo escrito. Se trataría de vivir lo fotográfico como posibilidad más que limitación. Por ejemplo el grano. El grano ha sido vivido como una limitación cuando era una posibilidad expresiva debida a factores tecnológicos.

También me gustaría decir que no hemos sido muy conscientes de que el trabajo en blanco y negro, era y es una pura abstracción de la realidad, era atraparla en otro código, incluso más próximo a la escultura y al dibujo monocromo.

Vivir lo fotográfico como posibilidad abierta a la expresión, no como limitación para un determinado tipo de representación.

Saludos

MentesSueltas dijo...

Hola, pasaba a saludar y dejar un cariño desde Buenos Aires.
MentesSueltas

Pictoricas Internas
ArguMentes

Marquinho dijo...

Excelente, esclarecedor y muy interesante tu artículo sobre fotografía y fotopoesía. Creo que abre un abanico de experimentación realmente inagotable. La fotografía debe tener libertad de expansión, no ser un análogo mecánico de lo real. Coincido plenamente con lo que dice Luis Vence, cuando establece la diferencia entre el fotopoeta y el fotógrafo tradicional. Felicitaciones por este post y por todos los comentarios que ha suscitado. Un abrazo.

Anna. dijo...

wow.. me deja sencillamente sin palabras.
felicidades Juanbm.

un Abrazo de Lluvia.

Anna.

Lady Zurikat dijo...

Magnificos consejgos de tu tecnica; veremos que puedo hacer con mi nueva camara: 7,2 megapixeles, zoon hasta 12 x y varios formatos de toma, ajuste automatico de exposicion y manual. Como decia mi jefe, no es para apretar un boton y listo. Lo primero es tomar un curso.
Y yo sin mandar ni una linea a cambio de tu trabajo, ya que te conformas con la caricia de la pata rosada de Lizzie dice que ella va a escribir algo:
Querido Tio Juan. a todos los que me quieren les digo tio.
Veo que en tus fotos faltan los felinos, los grandes, y los pequeños como yo. Ya le tendre que pedir a mama que envie una foto mia, donde a falta de pata, puedas concentrarte en mis ojos verdes si el dia es dificil, y puedas ver la vida con la simpleza de los ojos de una 'minina'.
Por suerte, ahora, tengo una mana que me quiere y me da todos los gustos, pero antes las pase negras y la vida me enseño a disfrutar de todo lo que tengo, de modo que cada vez que puedo voy le doy un besito con el morro a mama, y cuando se acuesta despues de un largo dia, voy, camino sobre ella, le hago 'patapuntura' porque no tengo deditos largos para la digi, y luego de mi diagnostico le doy un buen masja con mis manitos. No importa si se queja que le clavo mi uña. El masaje se lo doy donde mi vista me indica que lo necesita y dura lo que yo estimo neceseario, pero al otro dia te garantizo esta como nueva. Lo anda necesitando mucho.
E insisto, el reino animal da mucho material, y mas nosotros que sorprendemos por todo lo que se sabe que hacemos, y por lo que no saben que hacemos. ¿sabias que hablo por telefono? con el manos libres por supuesto.
Una pata amiga y un morro cariñoso te saludan.
Miss Lizzie Crabb, Lady Tazmy.

JuanBM dijo...

Bueno después de todo lo que hemos dicho, me queda saludar a agradecer el paso por aquí a Persio, Marqui, Anna y especialmente a Miss Lizzie (gracias Lady) me ha encantado el comentario. Tengo mucho de gato ( a los que son de Madrid o a los que vivimos aquí, en esta ciudad nos llaman así, yo soy gato de adopción. Me adoptaron los cafés, y la buena gente sin la que ya no sabría vivir. También soy gato porque me gusta ser como ellos en cierta forma independendiente y no me gusta que me domestiquen para eso ya hay otros animales mejor dotados que yo, a la impronta o al troquelaje.

Y aprovecho para desearos con antelación un hermoso fin de semana, que este lleno de historias hermosas que son las que más me gustan de todas.

Abrazos

Osselin dijo...

Buen fin de semana. Oye, dejate troquelar de vez en cuando, hazles creer que adquieres su impronta.

seis dragones dijo...

Buena pandilla de fotopoetas os habéis juntado... Estáis dando origen o afianzando toda una corriente de creación. Gracias por vuestras obras...
Un abrazo... a la pandilla...

Isa dijo...

¡Vaya! Creo que no te hasd ejado nada en el tintero, un artículo muy completo e interesante. Felicidades.
Saludos.

JuanBM dijo...

Seis dragones, también un abrazo y mi fascinación por tu música que ya podemos disfrutar en tu blog.

Saludos, Isa... puede que nos hayamos dejado algo en el tintero, pero el ímpetu que nos mueve nos hará ir de nuevo a la carga.

Abrazos

Reportera de interiores dijo...

Encuentro apasionante lo apasionados que os veo con la fotopoesía, yo reconozco que la teoría no la leo, no me da el tiempo. Pero quiero decirte Juan que me ha encantado la foto de Marlen y la tuya, es una mezcla entre algo inquietante un paraíso por descubrir. Para mí, claro.
Un abrazo

Aulo dijo...

Hola, me parece muy interesante todo lo que tenga que ver con la poesía como forma de comunicación, yo también pienso que eso es así, y que realmente es lenguaje poético todo aquel que rompa las barreras del lenguaje digital, y ello con independencia de si es visual, sonora o lo que sea, con tal de que tenga esa fuerza impresiva; bueno, me pasaré más por aquí. Saludos, muy interesante.

Hada de luces dijo...

"It's hard to tell that the world we live in is either a reality or a dream." (de la peli Hierro 3)
creo que algo de esto sucede en la Fotopoesia...
si lo deseas me encantaría recibir tu visita por Un Mar sin apuros...
Saludos

Salvador Leon dijo...

Estoy realizando una investigación sobre la fotopoesia, yo mismo soy fotopoeta. Alguno de ustedes me puede recomendar obras publicadas que hablen teoricamente sobre la fotopoesía?