12 mayo 2007

Até ser novamente vida


[SENTIMENTOS PRIMEIROS] Hasta ahora todo fue canción de tren; pero llegaste y ya no estás tan seguro si quieres entrar. Desde la puerta los colores crudos son palpables, la aridez hiere de abandono el corazón. “¿Fue hecho el hombre para la soledad?”... De pasos inciertos te adentras al universo de Riobaldo. Llegaste al Sertón. “El mundo, hijos míos, está lejos de aquí"...


[SERTÃO] “¿esto de aquí no es llamado sertón? ¡Ah, qué más tiene! El sitio sertón se extiende: es donde los pastos no tienen puertas, es donde uno puede tragarse diez, quince leguas sin topar con casa de morador; es donde el criminal vive su cristo-jesús, apartado del palo de la autoridade. (...) Usted lo sabe: el sertón es donde manda quien es fuerte, con las astucias. ¡Dios mismo cuando venga, que venga armado! Y una bala es un pedacito de metal... (...) Ah, un tiempo vendrá en que no se estile matar gente. El sertón está en todas las partes. El sertón es una espera enorme”...


[RIOBALDO] “Soy sólo un sertanero, entre tan altas ideas navego mal. Soy muy pobre cuitado. Envidia mucha tengo de gentes conforme usted, con toda lectura y suma doctoración. No es que yo sea analfabeto. Deletreé, años y medio, mediante cartilla, memoria y palmeta palmatoria. (...) Ah, estoy vivido, repasado. Me acuerdo de las cosas antes de que sucedan... (...) Sépalo usted: toda mi vida he pensado por mí, libre, he nacido diferente. Yo soy yo mismo. Distinto de todo el mundo... casi que nada no sé. Pero desconfio de muchas cosas”...


[REDENÇÃO] “Pues entonces. Entonces, respóndame usted: ¿el amor puede venir del demonio? ¡¿Podrá?! ¿Puede venir de uno-que-no-existe? Pero convenga usted callado. Pido no obtener respuesta; que, si no, mi confusión aumenta”...


“Sólo el corazón mío podía más. Cerca de agua mucha, todo es feliz. (...) Me faltó seguridad para responderle lo que me estaba pareciendo. Que mi deseo era poner los dedos, levemente, lo leve, en sus dulces ojos, ocultando, para no tener que tolerar así la llamada, hasta qué punto aquellos ojos, me habían siempre – aquella belleza verde – enloquecido, tan imposible... (...) y yo ¿cómo puedo explicarle a usted el poder del amor que crié? Que lo diga mi vida. ¿Si era amor?”...


El vuelo de las horas, la puerta de salida, los pasos firmes con sentimientos de un largo viaje. Y dentro del corazón el pulsar de una cálida semiente, como un contentamiento de ti mismo por no haber huido ante la aridez primera....


* * * * * *
Notas
Estas fotos las he tomado en enero, en el Museu da Língua Portuguesa de São Paulo. Las añado ahora al hilo del post anterior de Juan. Celebró los 50 años del libro “Grande Sertão: Veredas”, de João Guimarães Rosa, Son confesiones de Riobaldo, un ex-yagunzo: “guerrero – entre bandolero y soldado – que recorre las tierras del interior al servicio de los intereses políticos o personales de los coroneles, hacendados que llegan a poseer más extensión de tierra que la de una mediana nación europea” (Antonio Maura Barandiarán). La dimensión humana del personaje, su busca entre el bien y el mal para encontrar sentido en la vida, hacen de este libro uno de los más importantes de la literatura brasileña.

Guimarães Rosa decía que el lenguaje y la vida son una cosa unica, por ello como escritor debía buscar la puerta del infinito oculta bajo una montaña de cenizas, considerar cada palabra el tiempo necesario hasta ella ser nuevamente vida... por ello reinventó su propio idioma, mezcló la lengua culta con la voz popular, rompió las normas usuales como un malabarista de las palabras. Todo para lograr un texto oral, casi “cantable”. No deseaba un libro para ser sólo leído, sí para ser escuchado... Y la exposición hizo visible la voz de Riobaldo de manera impresionante...

Los textos entre comillas son partes del libro en su versión al castellano, con la traducción de Ángel Crespo (Gran Sertón Veredas, Alianza Editorial, Madrid, 1999).

13 comentarios:

Osselin dijo...

La palabra:verdad y simbolismo
al bralapa: dadver y bolismosim
la labrapa:vredda y simbomolis
al pabrala: addver y lismosimbo
la brapala: dervad y mosimbolis
al lapabra: adrevd y bomolissim

El código importa.
Le igocod porimta.
El digoco taporim.
Le dicogo potarim.

El buen ordenar puede alterar el significado.
El significado puede alterar el buen ordenar.
El buen significado puede ordenar, alterar el...
Alterar el buen significado puede ordenar el...
Alterar el buen ordenar puede el significado...

Locuras de fotopoeta.

Clarice Baricco dijo...

Hola Tania:

Qué máravilla me has regalado!
Ya me imagino esa experiencia de que las letras emitan ese canto que tanto necesitamos.
Las imágenes son muy interesantes.
Otro concepto.
Agradecida por dármelo a conocer.

Abrazos.

Saludos a Juan.

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

Encuentro muy buena tu información y siempre me he interesado en la poesía visual.

En un mundo imaginario
la imaginación se imagina
imaginariamente.

Saludos.

JuanBM dijo...

Querida Tania

Cuando me enseñaste las fotos quede imnpresionado porque las palabras quedaban unidas a materiales, como si recuperaran su materialidad. Su dureza...me recordaban el chabolismo y la dureza de una existencia desaraigada.

He leído tu post varias veces, me sorprendían tus palabras: buscar la puerta del infinito oculta bajo una montaña de cenizas, considerar cada palabra el tiempo necesario hasta ella ser nuevamente vida...

Las puestas del infinito bajo una montaña de cenizas....lo real maravilloso. Esa belleza de la que tanto hemos hablado, que es frágil y fugitiva y que está a la vuelta de cualquier esquina, nunca en las grandes avenidas con mausoléos. Esa belleza que nos abre por dentro y nos toca, y nos transforma.

Un abrazo

Miguel dijo...

Esa belleza... sí. ¿Por qué evadirse de ella?

Un placer poder compartirla... Tania... Juan...

Sirena dijo...

Me encantaron las fotos, pero más me gustó lo que dices. Abrazos, compañero. ;)

Persio dijo...

perfecto y certero.
una dulzura!

Ártemis Sublime dijo...

La reflexión sigue siendo búsqueda intensa para nuestros sentidos, para nuestro encontrarnos con esas palabras que nos dicen absolutamente todo en el vaivén de su significado.

Precioso, querida Tania!
Un abrazo!!!

Otra Chilanga dijo...

Como siempre, de pasar por aquí uno sale redivivo, y yo que sólo venía de pasadita a agradecerte, estimado Juan, tus visitas y comentarios al blog durante este tiempo que hice ausencia de él... pero ya estamos de regreso.

Isa dijo...

El peso de las palabras eleva las imágenes a la naturalidad del encanto.
Muy interesante.
Saludos y gracias por compartirlo.

Lady Zurikat dijo...

Uy Dios lo que tarda esto. Me recordo el libro 'La guerra del fin del mundo' que se desenvuelve en el Sertao de Brasil, una region brutal y bella a la vez. Hermosas fotos, como siempre.

SantoS dijo...

cuando ya no se puede hablar
salta un gato desde mi boca
este trepa la cortina y mientras la despedaza
algo como una canción se apodera de mi cabeza
a tandas me voy al sillón
pero no hay sillón
así que caigo sobre el brasero de mi abuela
y de espanto el gato cae sobre mí
y me veo contagiado de sarna
con chinches por todo el colchón
porque ahora estoy en una cama
con el laptop en las piernas
su ventilador me abriga los pelos de las piernas
y ella canta
y el gato no existe
y quizás la poesía tampoco.-


a buena hora.-

Tania dijo...

Hola José: tus buenas locuras de fotopoeta son más que bienvenidas en esta casa... :), tu creatividad es admirable y me da mucho gusto tu presencia.

Qué buen que te gustara, Clarice. Comparto contigo el amor por la literatura y ya hice de tu casa referencia para conocer nuevos autores, tantos mundos... Ah, esta exposición fue sustituida por la de la autora Lispector... no sé, tal vez la conozcas.... ;)

Gracias por tu comentário, Marco. La imaginación es un lugar precioso, por donde vuelan libres nuestros pensamientos-sentimientos, donde sembramos los sueños...

Juan, sabes que yo creo tanto en esa belleza fugidia, tan fragil... y que al mismo tiempo es fuerza inmensa, con ese poder arrebatador de tocarnos y transformarnos, como tan bien describes. Me acuerdo de una caverna donde entré algun día de aventura, nada de especial por fuera, oscura y pareciendo fria, daba hasta miedo de entrar... pero en el interior por algunos momentos del día, unos rayos del sol entraban para iluminar sus aguas y la belleza era tamaña que parecía un milagre... Sí, la belleza puede estar en cualquier esquina, aparentemente oculta, esperando para hacer resonar nuestra musica interior.

Esa belleza, Miguel, la buscamos tanto...y además, ella precisa ser compartida, verdad?...

Me alegro que te gustaron las fotos, Sirena. He ido a conocer tu casa y volveré otras veces, que es realmente hermosa.

Siempre un gusto tu presencia, Persio.

Artemis... sí, es tan intensa la busqueda por las cosas que hacen sentido dentro nosotros. Y ya sabes, me encantan tus comentarios y tu delicadeza. :)

Otra Chilanga, gracias por volver a pasarte por esta casa.

Saludos Isa! Me gusta lo que hablas y cómo hablas, tienes una manera hermosa de escribir.

Hola Lady: son profundas as contradicciones y desigualdades en este país. Sabes? “Veredas” son aquellos valles y caminos de ríos en medio a lugares muy secos, son caminos de esperanza. Quiero creer que saberemos encontrar y construir caminos de justicia social.

Gracias por vuestra presencia. Un abrazo grande a todos.