29 septiembre 2010

Caleidoscopio o el buzo sin zen


Coja la cámara cual buzo que quiere sondear la realidad que le cerca o le rodea y déjese llevar por el sentido de lo que no lo tiene y tome fotografías, después barájelas y como en el tarot  vaya colocándolas una a una sobre un tapiz rojo. Seguramente verá en ellas escrito su destino. Creerá que lo real es demasiado real para ser cuestionado. La realidad le dejó de pertenecer hace mucho tiempo, tanto que parece que nunca fue suya. Viva su impotencia y su soledad con dignidad solemne de ciudadano del siglo XXI potmoderno y resignado, a fin de cuentas Ud. es un privilegiado no lo olvide nunca. Deléguenos su vida, si no el dolor al menos los aspectos más cruciales y esenciales, deje que nosotros la gestionemos llevamos mucho tiempo haciéndolo para su propio beneficio.






NOTA:
En uno de los manifiestos dadaistas que ya tiene casi los 100 años TRISTAN TZARA trazaba una manera novedosa de construir un poema que me ha servido de inspiración para este caleidoscopio:

Coja un periódico.
Coja unas tijeras.
Escoja en el periódico un artículo de la longitud que cuenta darle
a su poema.
Recorte el artículo.
Recorte en seguida con cuidado cada una de las palabras que
forman el artículo y métalas en una bolsa.
Agítela suavemente.
Ahora saque cada recorte uno tras otro.
Copie concienzudamente
en el orden en que hayan salido de la bolsa.
El poema se parecerá a usted.
Y es usted un escritor infinitamente original y de una
sensibilidad hechizante, aunque incomprendida del vulgo. 

De ka serie CABARET BABEL

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo palabras. Tan ciegos por ellas que nos convertimos en anunciadores bociferantes de lo negativo sin apercibirnos de que lo que alimenta en esencia nuestro interior...
Hoy en mi paseo matutino, tan sólo estaban abiertas cinco tiendas y dos cafeterías... no parece que seamos tan bobos como insistentemente se nos quiere inculcar, es curiosa esta manía de decirnos siempre lo mal que lo hacemos y no decirnos como hacerlo mejor. ¿Por qué hacemos hincapié siempre en lo negativo? ¿Acaso porque nosotros mismos somos negativos? ¿Por qué no hacemos hincapié en lo positivo, en la potencialidad del ser humano en vez de en sus dificultades? Las hay, claro que las hay, pero para aprender de ellas, para crecer, no para decirnos que somos unos idiotas con los que no se puede contar porque no nos enteramos.
Y, si, es posible que no te entienda, mas también puede ser que esté acertada. Nada mejor que cuestionarse uno mismo para no convertir el amor en algo marginal, como bien dice Fromm en el libro "El arte de amar" y que yo misma siento procedente de aquellos que se dan en llamar artistas. ¿Qué será eso de ser artista? ¿Una etiqueta más? Por supuesto. ¿Será esto ser incomprendido? ¿No será que tan alto se quiere uno subir en el pedestal de eso que se define como arte que no se comunica con el alma de los otros, y por tanto tampoco con la suya propia, ya que no hay diferencia alguna para mi? Todos somos únicos, todos somos iguales. Y no hay más. Entendido esto se camina mucho más rápido hacia el corazón de las personas. Y este es el que importa, porque él es el que alimenta la razón y no a la inversa. como se mantiene con tanta insistencia desde el ámbito manipulador, el cual ya comienza en la infancia.
Y ya me callo, :)). ¡Buen día :)))!
Un abrazo

Te sugiero que pases por los dos blogs, ambas entradas (de hoy) no tienen desperdicio :)

Juan Bautista Morán dijo...

Estimada Anónimo:

No entiendo muy bien lo que tratas de defender. En ningún momento he menospreciado el valor del ser humano. No se trata de eso. Se trata de que ni tú ni yo ni la gente corriente participamos de kas decisiones que afectan a nuestras vidas de un modo colectivo. Ni más ni menos.
Erich Fromm hablaba de una sociedad enferma a la que uno tenía que adaptarse y ello producía neurosis.

En tu reflexión olvidas a mi modo de ver no lo humano sino lo social. Y no somos todos iguales. Sigue existiendo la desigualdad por mucho que yo me sienta positivo. No vivimos en un paraiso.

El arte es el arte de la rebeldía. El arte es el como el amor no se vende.

Bueno y no tengo ni idea a que blogs te refieres por sí quieres aclararlo.

MaLena Ezcurra dijo...

Me reclino siempre ante cualquier manifestación de belleza.

Acá me tienen orando.


M.

María dijo...

Las imágenes me dejan muda, tanta belleza, tanta verdad...
Un abrazo infinito.

Haideé Iglesias dijo...

Pues si que... los trasgus andan jugando :)
Soy Haideé. Tal como yo he llegado a saber todos, absolutamente todos participamos de todo. Es necesario saber que construimos con nuestros pensamientos. Si. Por cada vez que hacemos hincapié en la energía negativa de aquellos pocos que se nutren del miedo, precisamente por su gran miedo, estamos haciéndoles un favor.
El arte es un concepto, y como tal no significa nada, son los sentimientos, con los pensamientos que estos producen o, mejor expresado, provocan, los que mueven el mundo. Se nos alecciona para pensar mediante patrones, no con conciencia, consciencia de ser más inteligentes de lo que siempre nos dicen unos pocos. Unos pocos. Insisto. ¿Por qué les hacemos caso?
Y si sigues teniendo interés, por favor, lee las dos entradas que te comento. Son las de ayer, están a la vista. Quiero decir que no hay que buscarlas.
Lo humano y lo social son indivisos, como todo. No hay sociedad sin seres humanos, los seres humanos construyen la sociedad, siempre. Dejémonos llevar menos por las palabras y centrémonos en lo que sentimos, sin juzgarnos, simplemente observándonos. El potencial está ahí, saquémoslo a la luz. Cuantos más seamos mejor.

El espejismo está tan bien construido que nos cuesta trabajo penetras a través de él. Porque nos creemos lo que nos cuentan, siempre esos pocos.
Y en tu frase: "no vivimos en el paraíso" se esconde la impotencia, la frustración. ¿La ves? Esto es lo que se pretende, cegarnos con esos sentimientos. ¿Lo ves? ¿Lo sientes?

Si quieres buscar, estos ya si los tienes que buscar, pero si entras en Reeder, desde el correo electrónico o desde el escritorio de blogger, los encontrarás con más facilidad, son de los meses de verano. Escritos que ha dejado Anthony de Mello. Y que yo por mi misma viví, con lo que sé que es cierto. No pongo nada que yo misma no haya experimentado. Y si así fuera lo notifico.
Es importante, Juan, muy importante que despertemos del sueño en el que vivimos, precisamente por lo que he dicho al principio, que construimos el mundo con nuestros pensamientos, con cada uno de ellos, y estos están alimentados por los sentimientos, si no sabemos lo que sentimos, ¿qué construimos?
Mas queda de tu mano, esto no se debe imponer, es elección propia.
Un abrazo. Y siento que no haya salido el link, Bueno, por esto estoy aquí, porque me extrañaba tu silencio :) Será la intuición, esta virtud tan denostada desde el ámbito científico.
Más abrazos :)))

Haideé Iglesias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Haideé Iglesias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Haideé Iglesias dijo...

Estos de blogger cuando están de cambios forman unos enredos de cuidado. Siento la retahíla de comentarios repetidos.
A ver si los puedo borrar yo misma.
Abrazos:)

José Antonio Fernández dijo...

Yo no soy de cartas del Tarot, dan algo de yuyu, aunque la forma de construir un poema es curiosa, habrá que probar y que trabaje el destino pues veo que ese es el juego, al igual que con las cartas.
Buena muestra de colores donde queda perfectamente reflejada, como con pinceladas, la sociedad en la que estamos.
Un abrazo.

Indigo dijo...

Me ha gustado mucho la primera foto y la penúltima. Acabo de darme cuenta de que en las dos, hay dos ancianos, un hombre y una mujer... Y me ha gustado tu reflexión caleidoscópica. Y la forma de hacer un poema. La probaré, si me lo permites, en un contexto educativo. Y, si es así, te contaré lo que salga. Un abrazo enorme.

Juan Bautista Morán dijo...

Estimada Haidee, en primer lugar gracias por esta polémica que ha suscitado esta entrada.

Estoy de acuerdo con la mayoría de las afirmaciones que has dejado aquí escritas, pero me interesa matizar algunos aspectos que señalas:

No se cambia la realidad con el pensamiento y la conciencia, si ese pensamiento no se traduce en acción, en praxis, en buscar el encuentro colectivo. No se puede acabar con la exclusión social, la injusticia, el racismo por ejemplo sólo con ideas o buenas intenciones. Como no se cura una infeccióne sólo con pensar que necesito curarme. siempre hay una terrible brecha entre el dicho y el hecho. Entre el pensar y el hacer.

No hay nunca que negar lo negativo sino enfrentarse a ello, sin duda alguna desde lo positivo.

La sociedad teóricamente incluye a todo los seres humanos, pero hay que estudiar la sociedad que existe, donde existe el poder, las jerarquías, las exclusiones...de tal forma que pensar que todos contamos por igual es más una intención y un proyecto que una realidad vivida.

Cuando afirmas: "El espejismo está tan bien construido que nos cuesta trabajo penetras a través de él. Porque nos creemos lo que nos cuentan, siempre esos pocos." Creo que estas diciendo lo mismo que lo que yo pretendía con esta entrada donde un supuesto gerente de la realidad nos desanima a pensar de otra manera, nos desanima a intentar cualquier cambio y a resignarnos en nuestra propia impotencia y soledad. Nos niega el derecho a influir e intervenir en nuestros asuntos colectivos.


Respecto al arte lo dejamos porque será el tema de la próxima entrada que hare, pues esta conversación contigo me ha motivado para ello.

Y ya he visto los enlaces y me parece interesante el plentaemiento. Les dedicaré más tiempo el fin de semana.

un abrazo


Estimada Malena, te doy las gracias y he de decir que siempre tus palabras y todas esas imágenes me seducen y no puedo dejar de seguirlas.


Estimada Maria, se bienvenida y ahora después visitaré esos mundos de papel.


Hola José Antonio:

A mí tampoco me gusta el tarot. Por un momento pensé que si se hiciera un tarot con imágenes fotográficas de la realidad, éstas nos mostarían más que la ilusión o el resultado de la creencia en un pensamiento mágico, lz terrible realidad que en muchos casos nos rodea. La idea de construir así un poema no es mía sindo del dadaismo.

Un abrazo

Estimada Indigo, gracias también y como decía la idea de construir así un poema no es mía, me inspiré en el dadá, en Tristan Tzara.

Haideé Iglesias dijo...

:) No es lo mismo pensar "necesito curarme" que "quiero curarme" la intención, esa es la base. Esto está expresado en el Tao, yo no digo nada nuevo ;)

Las creencias, y más aquellas de las que no nos apercibimos tener o concebir, vamos que no reconocemos como apegos, son el mayor obstáculo.

Abrazos :))

jorge fraga dijo...

Estimado Juan bautista.

Precisamente tengo un hermano que lleva a la práctica algo muy parecido a esta fotomancia tuya, sólo que sobre la base de unos dibujos suyos (dibujomancia, entonces). Pero no creo que haya leído a Tzara; lo suyo es espontáneo.

Me gusta especialmente esa foto de las dos mujeres que caminan cabizbajas, totalmente ajenas al acoso de unos demonios polícromos. Acoso terrible, pero estéril... Una estupenda metáfora de nuestro tiempo, a mi juicio.

Un saludo

Juan Bautista Morán dijo...

Gracias, Jorge por tu comentario.

La entrada en una especie de juego entre dadá y esa fotomancia de la que hablas.

La imagen de la que hablas tiene el encanto de mostrar como otra realidad en mitad de lo cotidiano.

Y muchas gracias por compartir tu trabajo sobre Cortazar, en realidad regales un nuevo mapa para descubrir muchos más sentidos.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Obrigado, bom trabalho! Este foi o material que eu tinha que ter.