02 septiembre 2010

Cabaret Babel

Estimados amigos y amigas:

Porque el verano es para disfrutar he demorado volver por aquí. El verano es una cosecha de amistad, de largas conversaciones hasta entrada la madrugada, de muchos encuentros, de pequeñas felicidades o donde sencillamente volvemos a ser. Una cosecha intangible que nos permitirá sobrevivir en otros días que vendrán.
 
Y ahora que toca volver quiero dejar aquí los últimos trabajos que iré publicando, una seire que he llamado Cabaret Babel y que quiere insistir en las posibilidades expresivas del medio fotográfico más allá de las ortodoxias o sobre la cuestión de qué es la fotografía. Debate que adquiere nuevos argumentos con la generalización de la fotografía digital y sus potencialidades.

Cabaret Babel, reúne en el nombre una alusión al mítico Cabaret Voltaire, lugar de reunión y expresión de los dadaístas y surrealistas en las primeras décadas del siglo XX. Hoy el cambio tecnológico, la fotografía digital, nos ha hecho más herederos que nunca de estos movimientos. Es mi pequeño y modesto homenaje a aquellos hombres y mujeres.

Y Babel porque la fotografía hoy es polisemia, juego, multiplicidad de recursos y lenguajes, fotomontaje o un intento de síntesis de muchas realidades que se condensan en una sola imagen. Una mentira que esconde un deseo profundo de veracidad que no se conforma con las apariencias, que intenta escarbar en los índices, en las huellas.

Una búsqueda que es más fiel a la emoción, a lo sentido y/o a lo vivido que a una representación realista. Prevalencia de lo expresivo sobre lo puramente formal.

Esta serie se la dedico a dos amigos, Arturo Ávila y a Víctor López, con quienes comparto la hermandad de los que buscan a través de las imágenes y juegan con ellas con miradas nuevas.

He utilizado en algunos casos imagenes de la Revista Estampa de los años 20 del siglo pasado.


10 comentarios:

Indigo dijo...

Hermoso. Veraz. Audaz ¡No sabes cuánto me alegro de tu vuelta! Cabaret... te contaré. Un abrazo lleno de amistad porque, aunque llegue el otoño, y lleguen las lluvias, seguiremos acaudalando luz.

haideé dijo...

Me encantan primera y tercera. Será que no puedo salirme de lo armonioso :))
Hace tiempo que no sabía de Victor. Gracias por acercármelo de nuevo.
Feliz regreso :)
Un abrazo lleno de cálidos aromas veraniegos :)

José Antonio Fernández dijo...

Estoa fotomontajes son una alegría para los sentidos. Me alegra mucho verte trabajos nuevos.
El 3º, el de las danzarinas, me lo guardo en mis archivos. Dice mucho.
Un abrazo sincero.

Sinsellos dijo...

Me gusta tu definición del verano, sí, la comparto. Un abrazo

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola!! Ya sabrás que sigo tu blog y seguramente el mio te interese. Disfruto y aprendo mucho con tu ingenio, tu manera de ver la vida, de vivirla, tu arte ... y de lo que nos transmites. Yo humildemente intento aportar lo que pueda, te regalo mis flores, te dejo paraguas, comparto contigo mi gente (compañeros de trabajo, familia,mis mascotas, mis vecinos, también mis vecinas!) y quizas estes esperando a que publique más fotos. En esto último mi cabeza divaga, duda y parece que nunca me voy a decidir... Y tú esperando ...

ev dijo...

Muy buenas, en especial me gustó la segunda.
Abrazo

livia soares dijo...

Querido Juan, querida Tania:
aqui continua sendo um lugar para os que têm sede de beleza aliada à reflexão. E tudo permeado pelo afeto que parece emanar dos textos de vocês.
Um abraço.

Lobo mexicano dijo...

Estimado Juan

Te agradezco este detalle que refuerza esta hermandad que nació con la fotopoesía.
Esta referencia al Cabaret Voltaire donde se gestó el Dadá es una forma de reconocerles toda esa gran creatividad que plasmaron en poemas e imágenes. Y además es todo un gran recurso el llamarle Cabaret Babel, en relación a lo que es la fotografía hoy en día.
Te comentó que yo disfruté mucho la lectura de Rastros de Carmín, que la misma Laura González Flores me recomendó para comprender algunas de las estéticas contemporáneas. Es un libro que te recomiendo y lo puedes hallar en Anagrama.
Esta tesis de grado que estoy trabajando va a contar con imágenes tuyas, así que me siento halagado de manera doble por esta dedicación y por trabajar con tus imágenes.
Un abrazo desde el barrio de Coyoacán, en la ciudad de México.

Bel M. dijo...

Me encanta este nuevo trabajo, Juan, todas las fotos son una maravilla y, en especial, precisamente la que has elegido tú para ilustrar ese melancólico, sugerente y hermoso cabaret.
Un gran abrazo.

Juan Bautista Morán dijo...

Muchas gracias por los comentarios y espero que la vuelta de vaciones no haya sido especialmente dura, a mí sí que me ha costado aterrizar.

Indigo, siempre acabamos volviendo y yo también te mando un abrazo lleno de amistad.

Haideé, ya te he dicho que también tu fotografía me encanta, creo que encierra esa búsqueda de la belleza interior en la naturaleza.

Estimado José Antonio, gracias, sencillamente me he dejado llevar por las imágenes y con lo que pueden decir. Ya verás más. Y gracias también por tu poesía.

Saludos, Bea y sí para mí eso es el verano, un tiempo para atesorar muchas realidades dentro de nosotros.

Estimado Paco, también comparto contigo estas imágenes, tu obra me parece una sencilla maravilla agrupada con todos esos toques de humor que te caracterizan.

Hola EV, tu enlace dejó de funcionar hace tiempo, me alegro de haberte recuperado.

Livia, gracias sencillamente. Tú que cultivas la fuerza rotunda de lo interior, un fuerte abrazo.


Estimado Arturo, me alegra saber de ti y de todo tu trabajo y de que pronto podré leer tu tesis.
Leí hace tiempo el libro de Marcus, ese que une como en una grafía secreta a los Sex Pistols, a los letristas y sutuacionistas con el dadá. Esa historia secreta por no ser conocida. Volveré a leerlo con estos ojos nuevos. Mis mejores saludos para Laura González y para tu Mónica.

Querida Bel; me alegro de que te gusten, toda aquella conversación en la Miguela me hizo reflexionar sobre muchas cosas. Ya habrá más tiempo para conversaciones tan interesantes.

Un abrazo