02 julio 2010

Estás hecho de horizontes


Reconoces ese paisaje de muros visibles e invisibles de hombres cercados por otros hombres y te preguntas si el camino es volverse fósil, vida a la que le han extraído la aparente locura de sentir ese espacio que enuncia la lejanía donde se guardan las posibilidades no vividas; las sendas por transitar; los encuentros; las preguntas que responderá el tiempo; el sueño de la vida, ese con el que nacemos. O si el camino es otro en mitad del laberinto:  no desfallecer; no permitir nuestro propio sacrificio e incluso acorralados iluminar en la noche cerrada y hacer de la propia existencia una ofrenda para los otros.

Reconoces ese paisaje y sientes ante él la asfixia porque uno lleva en algún lugar de sí la voz de las gaviotas de un mar oscuro que busca la luz de la aurora; la fantasía que un niño envolvió en un pañuelo azul celeste y guardó para el futuro; el amor buscado, el amor encontrado sin pretenderlo, con su tamtan en la sangre cantando la alegría de la carne encendida; una hermandad de soledades rotas por único anhelo.

Hasta el dolor te dice que estás hecho de horizontes.
***********
Reconhece essa paisagem de muros visíveis e invisíveis de homens cercados por outros homens e se pergunta se o caminho é tornar-se fóssil, vida da qual foi extraída a aparente loucura de sentir esse espaço que enuncia a distância onde são guardadas possibilidades não vividas; os caminhos por percorrer; os encontros; as perguntas que o tempo responderá; o sonho da vida; esse com o que nascemos. Ou se o caminho é outro no meio do labirinto: não desfalecer; não permitir o nosso próprio sacrifício e mesmo encurralados iluminarmos a noite fechada, fazendo da própria existência uma oferenda para os outros.

Reconhece essa paisagem e sente diante dela a asfixia, porque levamos em algum lugar dentro de nós a voz das gaivotas de um mar escuro que busca a luz da aurora; a fantasia que um menino envolveu num lenço azul celeste e guardou para o futuro; o amor desejado, o amor encontrado involuntariamente, com o seu tantã no sangue cantando a alegria da carne acesa; uma irmandade de solidões rasgadas por um único desejo.

Até a dor lhe diz que você é feito de horizontes.



TRADUCCIÓN DE TANIA
De la SERIE MANUSCRITO DEL HORIZONTE

Estimados amigos y amigas:

 Con esta entrada termina esta serie de textos y de fotografías con las que he tratado de reflejar ese sentimiento y experiencia fundamental que es la vivencia del horizonte. Y queda incompleta porque en esa experiencia cabe el mundo interior en un diálogo que nunca termina.

Al fondo y siempre vivo, el horizonte como un símbolo que se va llenando de contenidos, como una cadena significante, como un pequeño tapiz hecho con pequeños fragmentos de multiples vivencias.

Os agradezco una vez más todo el interés en este humilde trabajo, así que gracias por pasar por aquí..

Descanso un par de semanas y vuelvo.
Un abrazo

10 comentarios:

Indigo dijo...

Cada vez que entro aquí, me quedo extasiada de belleza: imágenes, palabras, luces, horizonte: boquiabierta, tan plena que no sé qué decir... Un abrazo enorme y gracias. Aquí siempre hay que volver.

José Antonio Fernández dijo...

El horizonte es la felicidad, la utopía, la linea que señala el camino, pero no la meta, pues es eso, un sitio al que hay que acercarse, sabiendo de antemano que nunca vamos a llegar.
Las fotos preciosas, sobretodo la última, esa mano que parece que sujeta el mundo.
Un abrazo.

malena ezcurra dijo...

Me reclino ante la belleza de imágenes, palabras.

Qué sé yo esto es el paraíso.


M.

Tania dijo...

Querido Juan,

Me ha conmovido profundamente esta entrada. La poesía que no niega los muros y el dolor, pero que no permite que ellos impidan de ver la belleza, de buscar caminos y horizontes, reivindicando los significados de la Vida. En las palabras e imágenes, tu poesía está envuelta algo que rescata y cura.

Un beso.

Bel M. dijo...

Al principio, al ver las primeras fotos, no entendía su relación con el título. Hablaba de estar constituidos por horizontes y sólo veía muros, muros captados en imágenes bellísimas, pero muros y como soy tozuda y desobediente a veces, en lugar de dejarme llevar y leer y ver las siguientes imágenes me quedé fijada ahí intentando entender el enigma. Hasta que, rendida, continué mirando y leyendo. Y, claro, ahí, en el poema y en las fotos siguientes estaba la respuesta... para mí creo que más maravillosa aún por lo inesperada después de mi primer enroque.
Gracias, Juan. Que tengas el fantástico descanso que te mereces.
Un gran abrazo y hasta la vuelta.

Indigo dijo...

No soy muy dada a estas cosas de "premios" pero, aún así, os he dejado un dardo con burbujas en mi blog. Un abrazo fuerte.

Juan Bautista Morán dijo...

Estimados amig@s:

Muchas gracias por la visita y los comentarios que habéis dejado.

Las ganas de descansar y de disfrutar del verano han hecho que no siga publicando en el blog. El verano ha podido con ello.

Os deseo felices vacaciones, tertulias, terrazas, noches frescas y lo que se tercie.

Un abrazo

carmen dijo...

Me he permitido vagar por el laberinto que mencionas....el camino a seguir da igual si eres tu el que decide tomarlo.
Me he permitido soñar en el asombro que provocan tus creaciones en mi sentir.
Juan, descansa y vuelve lleno de energía para contagiarnos de vida, de belleza y alegría...
Un abrazo

livia soares dijo...

Olá, amigos.
Parece que vocês adivinharam...
estar feita de horizontes era o que eu precisava hoje. A gente sabe, mas esquece facilmente o essencial. Precisa do olhar afetivo do outro para lembrar que somos Um.
Um abraço.

Indigo dijo...

Tania, Juan Bautista: ¿sabéis que os echo de menos? Un abrazo muy azul para ambos y con mucho horizonte.