17 marzo 2007

Elogio de la escritura, 2




Y acaso el misterio de las palabras sea ser cañamazo, urdimbre, donde cada uno coloca la argamasa imposible de su vida única. Digo la palabra sol y en ella caben tu sol y el mío. Digo la palabra esperanza y en ella tejen cada uno de tus sueños el ser y la sombra de la misma palabra. Y caben en su raquítica grafía, en su semblante de escualida jirafa, las vidas narradas, los viajes, las soledades y los encuentros. Los amores imposibles y los ciertos. En las palabras narradoras la niñez y la vejez se dan la mano. Caben los viajes, los ecos de trenes, los bosques ciertos o simbólicos.

Y así las palabras son las ventanas que abrimos para ser comprendidos en nuestro propio misterio, para compartirlo con los otros. Nuestras propias palabras y su minúscula fuerza contenida, umbrales y vitrales, cartografías de aire y y tinta negra derramada.

Un texto incomprensible nos resulta como un muro desconchado de dureza impenetrable, un jardín perdido al que no tenemos acceso, un camino borrado por la niebla de un descomunal secreto. Un texto ilegible, un barco varado sin océano ni memoria en la que naufragar en busca del sentido que está en nosotros esperando la partitura que le de vida, como la escritura de los sueños, auténtico viaje a nosotros mismos fuera del tiempo y del espacio convencional. Y así las palabras son nuestra aurora que desnuda lentamente nuestras propias tinieblas.

Y así la escritura es el telar de Penélope que jamás termina su obra porque está hecha de inmensidades, de giros inesperados, de caminos que se abren en los caminos, de apariencias, detrás de las frágiles palabras en busca de nosotros mismos. Penélope tejiendo y destejiendo, enamorada en su silencio de lo universal y de lo que le da sentido, más allá del reino de lo cotidiano y de la necesidad.

Y están también las palabras del amor donde no caben la ofrenda y la entrega que nace en nosotros, tanto es así que hay que inventar nuevos idiomas y vocabularios, o romper su sintaxis de tienda antigua donde en cada cajón de madera manida se guardan esencias y purezas que nada tienen que ver con lo que queremos expresar. Las palabras del amor que dibujan selvas salvajes y llamas, donde la carne es la palabra misma abriendo su infinito y su transcendencia.

Y de todas las palabras, aquellas unidas íntimamente a nuestro existir y que guardamos como tesoros y que nos rescatan un día inesperado, y que son como llaves que nos abren y nos libran de cautiverios y nos salvan, y nos hacen libres porque tocan misteriosamente las hondas ramificaciones donde la vida se hace y nos arrojan como náufragos a playas desconocidas y cálidas.







25 comentarios:

Marquinho dijo...

Excelentes ambas series, tanto la parte una como la dos... La escritura es un telar, tal vez una telaraña, una fuente de luz o la sintaxis oscurecida de los mapas que viven en sótanos. La palabra es misterio o revelación. Un abrazo, disfruté mucho estos posts, gracias por linkearme, también lo haré yo.

seis dragones dijo...

Llevaba un buen rato escribiendo palabras para elogiar tus fotografías-arte. Pero creo que soy más profundo cuanto más simple: me encantan.
Creo que va siendo momento para exponer en galerías.
Enhorabuena.

Osselin dijo...

Dedicado a Juan (BM) y Tania

Hoy afilo mi palabra
para clavarla
en mi gozo multiforme
en el constructo noble
de tu bellísima mirada

Hoy libero mi palabra
para llevarla
al laberinto lumínico
al espacio mágico
de tu emoción innavegada

Hoy aliento mi palabra
para enviarla
a la belleza inabarcable
en proceso inigualable
de tu mano inspirada

Hoy perfumo mi palabra
para adornarla
de aromas a incienso
mientras obervo y pienso
en tu obra desvelada

Hoy alejo mi palabra
del todo y de la nada
de la duda y de lo cierto
de lo cerrado y lo abierto
de tu eco que no acaba

Poema de Osselin

Tania dijo...

Encantamiento. Es eso.

Son preciosos los caminos que trazas para hablar sobre ese misterio que tienen las palabras. Las palabras que a menudo huyen, emocionadas, delante de la belleza... (las fotos me maravillan y me dejan sin saber como expresar la emoción que trasmiten...).

La poesía hizo casa en ti, Juan.

Un beso,

Tania dijo...

Al poeta Osselin: voy hacia tu casa para agradecerte...

Luis Vence dijo...

Juan, Tania, esta casa virtual que cultivan es siempre un lugar de reposo y reflexión para mis sentidos y mi mente.
Juan, tu prosa es sublime. Impresionante tu talento.
Mis felicitaciones.

JuanBM dijo...

La verdad es soy tímido y hoy a mí también me faltan las palabras, pero lo intentaré.

Marquinho, tu trabajo y tu poesía abren sentidos, lo interpelan a uno.

Seis, como sabes, yo me escapé hace años de las galerías.No tengo claro si vale la pena estar en el mercado y regirse por sus normas. La poesía y el mercado no se llevan nada bien. El arte es para compartirlo no para dejarlo encerrado, porque el arte es una de las pocas realidades que transforma la vida cotidiana. No sé si volveré alguna vez, me conformo con el placer de crear.

Gracias, José por ese poema que me deja sin palabras, como a Tania.

Luis, he visto tu última obra, ese Cristo que podemos ser todos, crucificado con un dolar y lo cierto es que no he podido quitármelo de la cabeza porque con una sencilla imagen se construye todo un tratado sobre el dolor y la injusticia social.

Bueno, feliz semana.

Un abrazo

Osselin dijo...

"Me conformo con el placer de crear".

Maravilloso.

Osselin dijo...

Olà Tania!
Me encantó Elis Regina. Me encanta Jobim, Gilberto, y sus hijos que también catan muy bien, especialmente Bebel.

Te devuelvo el regalo con otro de mis preferidos, Caetano Veloso.

http://www.youtube.com/watch?v=zM5Hct1VrZY

Persio dijo...

saludos, es un placer leer acerca de la escritura, de la locura fugaz que encierra, el juego certero de tejidos y frases.
preciosa labor.
saludos!

Isabel Romana dijo...

Bellísimas palabras las tuyas, tania, llenas de verdad. La palabra es un don, y a veces son precisos textos como el tuyo para que alcancemos a ver su profundidad y su extensión. Besos, querida amiga.

El argonauta enmascarado dijo...

No tengo muy claro el cómo ni el por qué de los mecanismos por los que la palabra escrita y el pensamiento, cuando copulan satisfactoriamente, nos hacen sentir sensaciones difíciles de describir, pero placenteras de sentir.

Abrazos.

Tania dijo...

Hola Isabel! Sí, son bellísimas esas palabras, pero no son mías... esas son palabras de poeta, que participa como un cierto esclavo en tu bonita história... :). Un abrazo grande para ti.

Osselin: cuánto me alegro que te gustara la canción. ¡Y gracias por Caetano!

Abrazos a todos por aquí.

Ártemis Sublime dijo...

Nos envolvemos en tus letras para soñar siempre lo bello de las palabras.

Un abrazo enorme!

Lady Zurikat dijo...

Me ha dejado maravillada el texto y las imagenes. No se que autor se dedica este estilo de fotografia o composicion photoshop o como quieran llamarle: es arte y punto.
Belleza pura

Clarice Baricco dijo...

¿Qué puedo expresar ante tal alfabeto?
Què las palabras no vuelvan vacías.
Las imágenes decoradas en esta casa más sus textos son hermosos.
Tienen un lindo blog y me encantó que me visitaran.
Seguiré disfrutándolos.
Muy agradecida.

Sakkarah dijo...

"Y así las palabras son las ventanas que abrimos para ser comprendidos en nuestro propio misterio, para compartirlo con los otros"

Es un placer leerte...De verdad.

Las imagenes preciosas.

Un beso.

klau2 dijo...

.
.


se le invita...
se le espera...





LO ÚNICO QUE QUIERO ES DORMIR...

http://www.klau2.blogspot.com

Luis Vence dijo...

He leído y releído los textos que ustedes cultivan por aquí. En estos últimos, sería justo decir, que hablan en forma tan precisa acerca de la palabra, que me han dejado sin palabras, y eso en mí ya es bastante decir. De nuevo, mis felicitaciones.

Lady Zurikat dijo...

Bueno, olvidaba decirte que ya estas linkeada como Blogger manda!!! De esta forma y con esta version para mi es mas facil mi ronda de visitas!
Ah....y me muero por aprender esa tecnica para aplicarla a una foto de mi gata!

JuanBM dijo...

José lo dicho, si lees esto, espero que el silencio sea creativo, pues tienes algo de taoita, si lo pienso bien y el silencio es necesario como hacedor de futuros.

Persio, para mí también es un placer visitar tu casa de la música y de las relfexiones que despiertan como una lluvia.

Isabel ¿qué daría yo por ser capaz de escribir una novela como la tuya y reinvetar esos mundos antiguos?

Argonauta, es la palabra sencillamente como en tu casa donde se teje unas hermosas reflexiones que me gusta leer.

Gracias, Artemis y no digo más porque leyéndote me quedo dejo llevar por tus palabras a hermosos paisajes.

Saludos Luis, todavía resuena el eco de tus últimas imágenes y me gusta tu capacidad de narrar con ellas de una manera tan sorprendente.

Y sean bienvenidos Lady, Clarice (me fascina lo de mis palabras son mis ojos....), Laura, Klau2.

Sakkarah, precioso tu romanticismo.

Bueno, os deseo a todos un hermoso fin de semana por anticipado porque tengo asuntos que resolver y por sí hasta el lunes no me puedo sentar delante de un ordenador.

Los fines de semana son el único tiempo robado a nuestras obligaciones sociales, laborales... donde podemos ser más nosotros por ello han de ser hermosos y contrapunto a lo cotidiano.

Saludos y abrazos

Silvia dijo...

No puedo más que quitarme el sombrero ante tanta belleza.
Sublime.
Un abrazo

Luis Vence dijo...

Juan, te diré algo sin ningún tipo de compromiso, como me sale, de primera boca y de corazón.
Lo cierto es que hoy, con un poco más de tiempo que de costumbre, he ido a visitar con detenimiento tu galería de fotografías.
Y sólo diré que en tus fotografías, he visto la BELLEZA, y me he conmovido. ¿Qué más puedo decir? Maravilloso.

JuanBM dijo...

Gracias, Silvia.

Por la admiración que te tengo, Luis, estas palabras que has escrito me reafirman en este hacer. Buscadores de la belleza y del sentido, porque sólo ambas realidades tocan la vida por dentro.

Un abrazo

Reportera de interiores dijo...

Muy bonitas las fotos y el texto. Es tarde y no estoy muy inspirada pero quería al menos decirte esto.

ana