04 septiembre 2006

En los campos de Castilla




Campos de Castilla, mitificados por aquel poeta que fue Antonio Machado. Hoy inmensas llanuras labradas hasta el agotamiento, cansadas y sedientas. Paseando por estas tierras sencillas y austeras, convertido en caminante sin rumbo, uno parece recobrar el vínculo perdido con elementos universales a través de la naturaleza más simple: cielo sobre la llanura; atardeceres entre almendros llenos de frutos; sol de justicia; girasoles de pétalos de llamas y de corazones relicarios que parecen guardar la maravilla geométrica del universo; sed; granas y rastrojos en campos dorados y abrasados de verano, y muchos silencios donde uno vuelve a recobrar su voz interior entre el caminar y el resuello, extenuado por el horizonte inagotable, isla de distancias.


















Publicado por JuanBM

3 comentarios:

biosofia dijo...

Esas imagenes me dicen tanto sin palabras que no tengo más que hacer silencio y solo quebrarlo para dejarte un abrazo del alma!

Tania dijo...

Una feliz semana, :)

SENGHOR dijo...

Gracias. Yo también dejo aquí abrazos y buenos deseos para vosotras.