07 julio 2006

Noche, entraña del mundo



Noche, entraña del mundo,
bahía premonitoria de versos silenciosos,
lodo oscuro de los caminos sin nombre,
tinta negra vertida que contiene la historia jamás escrita.

En ti la larga espera de la germinación de los siglos.

Los sueños de los hombres desatan
sus oficios y vestiduras y te pueblan,
libres, siendo tu corazón negro infinito,
las tenues presencias de tu morada,
con su furia forjadora de fraguas,
con su azogue de estrella alzada
por miles de manos invisibles.

En tus confines oscuros milenarios
el amor regresa de sus exilios
y el anciano vuelve a ser un adolescente
que siente el fuego único en sus labios de un beso,
y ríe inconsciente en la salvación del olvido.

En ti, Penélope deshace
el paño de su esclavitud,
y alguien cierra una maleta
y corre por las calles inundadas de soledad
a coger el tren que te atraviesa
no sin antes suplicar entre lágrimas
donde la luna se derrama
el nacimiento profundo de otro vivir.

Y alguien en ti odia para volver a amar,
astillando la anestesia de las derrotas,
construyendo con sus venas ardientes
de pequeños ríos de fiebres cósmicas
la embarcación para un nuevo viaje
en la desembocadura del alba.

Noche, entraña del mundo,
yo te traigo en este silencio vivo
mis sueños sedientos de infinitos caminos.

5 comentarios:

muralla dijo...

Te repetiré una vez más que me encantan tus poemas, y que éste de la noche es realmente precioso.
Has sabido expresarla en todo su esplendor.
Bicos.

biosofia dijo...

Me deja sin palabras y gasabateo estos caracteres en la pantalla que le dicen presente.
Abrazos, besos y toda clase de demostración de afecto.

biosofia dijo...

Perdoneme pero se la voy a tomar prestada para mostrarsela a unos amigos, no pido permiso por temor a un no pero pido perdón.
Besos

SENGHOR dijo...

Gracias, me sonrojo de timidez. La noche siempre me ha parecido la otra cara de la moneda de la realidad, el preámbulo de días venideros donde tejemos quien somos.

Paula, escribo para compartir, así que no hacen falta los permisos, pero sólo con la condición de que me dejes de llamar de Ud.

Besos

Juan

biosofia dijo...

Cómo UD diga!!!
Ja ja ja ja!!!
TE mando un enoooooooorme abrazo.