27 mayo 2006

Me estremeces



Me estremeces
y es toda mi vida la que a la vez
te mira por estos ojos cansados
a veces inundados de derrotas y melancolías.

Todo lo que he vivido hasta lo más terrible
cobra sentido en este instante
en el que te encuentro,
tanto es así,
que sin toda esa carga de viajero,
sin ese bagaje de delirio, de amores y dolores,
sería ciego y no te hubiese encontrado,
como el sordo en mitad de una melodía
que no acierta a descubrir, ni a saber cierta
en mitad de días y alboradas.

Todo ello y tú,
en la vida abierta presentida
en la danza del silencio.

Todo ello también era un camino a ti,
el único don tras el sendero
de lo inútil y lo doloroso.

Todo ello, lo supe después,
era abrir los sentidos futuros,
porque un extraño anhelo
se escribía en mi ser tras la locura.

El dolor baldío fue raíz del amor futuro.
Las heridas y las deformidades,
las soledades blancas y opacas,
las bellezas de este hoy lleno de clamores
en el vértigo y los arpegios de los días.

El filo del abismo sembró la serenidad,
el sueño, como otro viaje, deshizo
la cartografía del desamor y de la soledad.

Y así mi misterio se teje junto a tu misterio,
así, en este silencio en el que me siento vivo.

La extraña alianza de la lluvia y la tierra sedienta,
la rosa única e irrepetible que forman
los labios y las lenguas de fuego que se juntan en un beso,
las vidas llamadas a unirse,
la partitura escrita en la sangre que interpreto
como mi más sincera verdad.

Todo ello me lleva, como en otro viaje abierto,
a tu delicadeza, a tu música callada que me despierta.

5 comentarios:

biosofia dijo...

A veces me dan ganas de pedirle sus ojos prestados aunque más no sea un momento.
Abrazos!

SENGHOR dijo...

Hola Paula

Soy timido cuando me hacen un comentario como el tuyo, puede que no te pueda dejar los ojos pero al menos los compartire.

Besos

nuage dijo...

Bien pudo titularse "estremécete" porque es lo que provoca leerlo, también inspira renacer, renovarse, esperanza, todo eso que no nace de la nada sino que se perfecciona de lo vivido, el segundo aire, el estímulo nuevo de mirar un amanecer con los ojos que ya han padecido insomnio; es un amar mejor, superior que lleva consigo experiencias sin que por ello suene a compartirse multitudes de personajes pasados.
Suscribiría casi cada línea de tu poema. Que me gusta. Y que bastaria con decir solo eso, cierto?

SENGHOR dijo...

Querida Nuage

Creo que es lo que dices. Buscando una comparación sería como aprender por ejemplo música. Primero nos sentimos ajenos ante su lógica desconocida hasta que vamos entrando, poco a poco, como en un viaje lleno de sucesos vitales. Todo ello comienza a ir construyendo nuevas posibilidades, nuevos sentidos cuya raíz está en lo que vamos viviendo. Una especie de poesía del corazón que abre desde sus vivencias nuevos horizontes para ser vividos o sentidos de una determinada forma.

Besos

CRISK dijo...

Como negarlo es imposible como siempre resulta un placer leerte, saludos.Siempre que entro a leerte salgo de aqui respirando a un ritmo distinto, excelente...