07 abril 2008

La sangre es un pájaro de fiebre



La sangre es un pájaro de fiebre
que quiere salir del pecho,
como aquel gorrión de nuestra niñez
que se escapó de la jaula.

El pájaro es un anhelo,
una mano abierta que nos espera, un sí,
un horizonte inmenso donde renacer
arrebatado a la fría mortaja del nunca.

La sangre es un pájaro de fiebre,
un hombre que corre desnudo
en mitad del aguacero.

7 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Dime Juan, qué hago contigo? tú sabes? sabrás?
Me quedo muda al leerte.

Beso tu imagen junto con tus letras.

AMPA GINER DE LOS RIOS dijo...

Me encanta "verte de vuelta"

Tania dijo...

Querido Juan

El Lunes era atardecer y me volaron las palabras cuando abri la ventana para esta entrada. Me fascina esa metáfora del pájaro de fiebre que quiere salir del pecho... El poema es todo precioso, es música que estremece el corazón, mientras la fotografía lo acaricia.
(qué hermoso que la Poesía te busque, y de esa manera).

Un beso, con cariño.

Fabrício Brandão dijo...

Queridos Juan e Tania!

Como é bom poder voltar aqui e captar as sublimes e libertadoras sinfonias da poesia!!

Saudações poéticas, queridos!

Bethania dijo...

Ya los extrañaba!, hermoso post..no tengo palabras, està todo dicho ya.
besos

carmen dijo...

Que bien, la vuelta....el reencuentro que sabe a palabras que muestran esperanza.
Opino como Tania, nace en tí, el verso, tras haberlo plasmado anteriormente.

un abrazo

JuanBM dijo...

Amigos y amigas, muchas gracias por estas palabras que habéis dejado aquí. No se puede vivir sin poesía o si se puede pero entonces nada sería igual y nosotros no seríamos los mismos.