23 julio 2007

Quando os Ipês florescem

...entre luzes brandas e músicas invisíveis
Fernando Pessoa


Era todavía muy temprano cuando se asomó a la ventana. Hacía frío, pero un viento vestido de sol besó su alma con palabras de saudade. Una música invisible coloreó su mirada. Desde aquel primer piso podía ver gran parte del pueblo. Gente sencilla cuidando de la vida, casas y jardines como acuarelas. Techos color de tierra dibujando un pequeño horizonte imaginario – y por encima de su línea, la emoción de los ipês rosados. Primavera enamorada de Invierno. Más allá de las montañas verdes, la voz silenciosa de cosas que presentía amar. Con los ojos llenos de agua, sonrió... (había recobrado el don de comprender la lengua de los árboles y – tan grata, tan descalza – volvía a andar por los caminos de su propio corazón...)





























Nota:
Los ipês son árboles que dan flores muy delicadas, de perfume suave. Su florecimiento dura (intensamente) poco más de tres semanas y, secreto guardado en la tierra, eso ocurre justo en el Invierno. Pueden ser de tres colores y florecen en sucesión: cerca de terminar junio y por julio, los rosados nos regalan tiernas canciones de saudade; en agosto, los alegres amarillos cuentan historias de días soleados y, en septiembre, son los blancos que llegan - con voces sencillas anuncian que, en breve, será tiempo de Primavera...

16 comentarios:

Anónimo dijo...

MUY BUENA LA PÁGINA, EXCELENTE ELECCIÓN DE LOS ESCRITOS Y LAS IMAGENES. LA VERDAD QUE TE FELICITO.
DESDE ARGENTINA
ALE
eldaimonion@yahoo.com.ar

Grock dijo...

Me gusta, sí señor, me quedo con esas "Palabras de Saudade".

rocanlover dijo...

El idioma de los árboles se desliza a través de sus labios florecidos, hasta nuestros oidos en hilos de energía infinita.

Así me comunico yo ;)
Saludos!

Isaac Gruthier dijo...

Que la duda ya se guarda en el tiempo de la naturaleza, es cierto. Que de darle un lenguaje a la naturaleza sólo se lamentaría de los hombres, es justo. Y si usted en realidad es un árbol que desde arriba observa al cielo, es real. Tengo la ligera impresión de que ya le conozco, quizá de algún otoño o quizá la vi florecer en primavera...

Bisses y abrazos,
Isaac G.

P.D. Su trabajo es fascinante... algo depara que no llega, grandioso

Clarice Baricco dijo...

Esta noche es noche de lágrimas.
Qué hermoso lo que escribiste.
Yo también te siento.
Y las fotos me dan una verdadera saudade.
Gracias Tania, gracias.

Abrazos a Juan

messalina dijo...

Como siempre, un remanso llegar navegando a esta playa.

Besos a ambos.

Miosotis dijo...

Que cosa maravillosa los ipês y la simbolica poética de tuas palabras para hablar del idioma de los árboles. Me encantó saber el lenguaje de sus diferentes colores.

Dulcissimo tu texto hecho de sensibles palabras de 'saudade'... concepto tán portugués, pero tán universal!

Hace tiempo no passas por mi casa... pero me gustaria de agradecer tus amistosas visitas, y si quieras dejar de nuevo uma mirada en 'fragmentos da noite com flores'...

abrazos amistosos

Nota: Un lenguaje que me agrada también muchissimo es 'sakura' y su ritual 'hanami'...

El Toro de Barro dijo...

Estaba escribiendo una nota a nuestro querido José Fábrega, cuando he visto tu espacio. He pasado en él una mañana inolvidable y gratísima, sorprendido cuan anchas son las complicidades....
Un saludo
Carlos
carlosmorales59@yahoo.es

manuel_h dijo...

aquí los meses irían al revés, pero los ipês seguirían siendo igual de hermosos.

besos

Otra Chilanga dijo...

Bienvenido, casi no demoraste... en cambio yo, ausentándome de un de repente y sin siquiera poner una entrada, por más breve que sea, de aviso. Pero qué placentero es regresar a los rincones virtuales donde uno se siente como en la propia casa, la primigenia.

Tania dijo...

Gracias a todos por las visitas y comentarios. Y a los nuevos visitantes os doy la bienvenida, me alegro que hayan llegado hacia aquí. También he de deciros que la pagina quien la mantiene y hace practicamente todo es Juan, poeta que anda en tiempos de merecido descanso.

Sobre este post, es porque creci muy cerca de la naturaleza y aprendí que todo en ella tiene una voz que habla con nuestra esencia. Y si un árbol florece tan intensamente en pleno invierno, me cuenta que la vida tiene unas delicadezas...

Gracias por tus palabras, Ale.

Grock, creo que todos los idiomas tienen unas palabras que como se mezclan a la sangre, la mi lengua es saudade, que combina tristeza, felicidad, ausencia y presencia. Y las palabras de saudade de las que hablo son las que nos regalan y provocan emoción. Son delicadas y no podemos retenerlas, atraparlas con los dedos, vuelan... Pero, por los sentimientos que hicieron nacer en su momento fragil, el corazón guarda de ellas su esencia de eternidad.

Rocanlover: es hermoso lo que dices y como lo dices... pues si, que tienes una bonita manera de comunicarte... :)

Isaac, simplemente me fascinó esa imagen del árbol que, desde arriba, observa al cielo... me la guardaré, gracias. Y decirte que de ir a visitar tu casa, me sorprendí muy gratamente con tus escritos.

Querida Clarice, las (muitas) gracias son para tí, por esa sensibilidad tuya que me encanta. Ya sé que andas en vacaciones, imagino que viviendo momentos hermosos.

Messalina, gracias por, en medio a tu navegación, dejar tus palabras en esta playa.

Oi Miosótis: é tão certo, os sentimentos são universais. Nós herdamos de vocês esta palavra que tanto gostamos, que faz casa no nosso peito. Bom, dizer-lhe também que o mundo português me maravilha, habita meus sonhos faz muito tempo.

Carlos, me alegro con lo que dices, y la casa de José es un bonito puente. Luego voy a visitar tu blog.

Hola Manuel, y yo estoy también segura de que en el hermoso paisaje de tu Salamanca florecen árboles encantadores.

Gracias por volver a pasarte por aquí, Otra Chilanga.

Dejo a vosotros abrazos y deseos de una bonita semana.

Mónica dijo...

Me sigue encantando pasear por aqui, me tanta tranquilidad....
Gracias Juan, por seguir regalándonos palabras e imagenes quee nos llegan....

Osselin dijo...

La bella y meláncolica caligarafía de los árboles.
Tánia me gusta que me escribas en portugués idioma que entiendo perfectamente.
Cuando hablamos el idioma de nuestra madre cambia el color de las palabras.

El Toro de Barro dijo...

No es fácil hacer mucho de lo poco, y menos aún hacerlo con semejante naturalidad y conducirnos desde lo cotidiano a caminar con sencilleza por los caminos del corazón...
los caminos del corazón...
los caminos del corazón

Tania dijo...

Hola, Monica, Juan anda en vacaciones y luego leerá tu saludo. Gracias por la presencia.

Pois bem, José, de agora em diante, só com tinta em português...

Carlos: muchas gracias por tus palabras tan generosas, creo que los caminos del corazón son siempre sencillos, que el corazón no desea un millón de cosas, sólo lo esencial... Quería también decirte que es todo un honor tu presencia aquí. Yo fui hasta la tuya, ya sabes. Tu poesía tocó mi alma y me he dado cuenta de un trabajo que es inmenso de significados... estaré siempre por allá. Un abrazo grato.

mabel casas dijo...

tania

desde este instante amo esos árboles
guau poner flores en semejantes manojos callejeros!! al invierno...

me gustó el relato,hace vivirlo
así com decís "tan grata, tan descalza"
abrazos
mabel(gracias por visitar mis ríos)