22 junio 2007

La ciudad como lienzo, y 3






























NOTA:

Esta fascinación por los muros empezó cuando siendo un niño en las postrimerías del franquismo contemplé una escena de agresión a un joven a quien la policía había cogido in situ haciendo una pintada. Recuerdo todavía aquel ejercicio de brutalidad. ¿Decir lo que uno pensaba realmente era tan ofensivo?. También recuerdo como al ir al colegio una mañana y encontrar una pintada en sus puertas alteró toda la vida escolar hasta llegar a suspender las clases hasta que blanquearon el muro. Por aquel entonces las paredes daban cuenta de la otra existencia de los hombres, eran lo que rompía un orden gris con su rebeldía y con su agudeza en unas pocas palabras. Eran el único medio de expresión contra el orden impuesto con una violencia soterrada. Hoy han cambiado mucho las cosas, afortunadamente y por ello lo que uno puede encontrar en los muros también ha cambiado.

23 comentarios:

Christian Supiot dijo...

Amigo madrileño...
Ya te dije que esta serie me encantaba, que pasaras por granada o la web y vieras el trabajo del niño de las pinturas...

Y ahora vuelvo, con la sana intención de hacer algo de critica... pero solo puedo repetirme...

Y añadir: gracias por el halago... pero me temo que eso ni tu ni yo podemos decidirlo... tal vez los editores puedan... en todo caso... mejor no dejar de ser autocritico nunca.

Un saludo y gracias again

Osselin dijo...

Hola Juan:
Felicidades por el día de tu santo aunque yo sea ateo.
Magnífica investigación la tuya. Y las fotos técnicamente impecables (y sé que no es fácil, nada facil: luz, encuadre, oblicuidades...)
Un abrazo amigo.

Lady Zurikat dijo...

Que artistas: la 2 y la 3, y bueno todas, atrapan. Porque las galerias no exiben cosas asi, y en cambio ofrecen manchas, rayas, y mas manchas como si Lizzie hubiera sacudido la cola mojada en pintura (y hasta para eso tiene mas talento ella...)

Clarice Baricco dijo...

Me ha fascinado toda la serie de "la ciudad como lienzo".
Me provoca entre una saudade y una alegría interna.
Qué ganas de tocarlas!

Besos a tu cámara.
Besos a Tania.

Miguel dijo...

Qué maravilla. Todos los tesoros que guardan las paredes y que los desentrañes así...
Un abrazo

ladani dijo...

Hola Juan!
Soy ladani, el otro día me dejaste un comentario en mi blog, el cual agradezco...
Sí, soy de teatro (hago investigación, soy directora, y documentalista...uf, y trabajo en una sala!). Tu espacio es muy lindo, me encantan los paseos por ciudades, soy viajera incansable, y aquí se puede ver una mirada atenta y delicada sobre los rincones de cada lugar.
Gracias por el enlace!

Tania dijo...

Muy hermosos, Juan. Son tantos colores, y hay una intensidad... Son como voces que se niegan a aceptar el gris y ganan alas a través de las tintas.
Bonito también saber como empezó tu fascinación por los muros, siempre me resulta curioso como de un hecho que a muchos puede pasar desapercibido, nace algo que conmueve y toma fuerza dentro de uno.

Un beso y feliz semana.

messalina dijo...

¡Cuanto tiempo sin verlos!
¡Cuanta belleza me he perdido!

Aulo dijo...

A mi también me gustan, al principio no me fijaba en ellos, pero un profesor de derecho constitucional nos enseñaba con citas de pintadas, en mi ciudad no hay gran cosa, pero algo hay, un saludo

Marquinho dijo...

Excelente trabajo, por supuesto que los motivos callejeros han cambiado. Aunque aún subsisten muchos ecos de ese fascismo y la exclusión social parece que se acentúa día a día. Un abrazo desde Rosario, Argentina, me diste ganas de postear los lienzos de mi ciudad, tengo algunas fotos (esta trilogía que hiciste es verdaderamente inspiradora)

Lord Cheselin dijo...

La ciudad con su arquitetura, sus diseños, las personas, los pajaros y animales y esta pintadas le dan hermosas notas de pensamientos y sentimientos que producen magia (¿misterio?) dentro de uno.

Obvio: hay que empezar a caminar y mirar como Pancho por su casa.

Posdata: ¿Leyeron: "Mr. Punch". Guión de Neil Gaiman. Ilustraciones y diseño de Dave McKean.?

Osselin dijo...

Hola Juan:
Bellísima conversación la de Arturo Ávila y la tuya en su blog. He disfrutado con vuestras palabras. Cuantas coincidencias nos unen!
Un abrazo.

Isa dijo...

Afortunadamente cambió la ciudad como protesta a la ciudad como lienzo para placer de retinas e ideas.
Saludos.

JuanBM dijo...

Saludos a todos y cada uno que habéis dejado un comentario. Sé que he sido un poco pesado con los muros, pero lo cierto es que creo que valía la pena sacarlos aquí, a esta ventana.

Con su fugacidad, hoy están y mañana a lo mejor no, me doy cuenta del río inagotable que es la creación.

Bien pensado uno de esos primeros muros, fueron por ejemplo, las cuevas de Altamira don ya tuvimos la necesidad de expresarnos, de convertir lo vivido en realidad simbólica.

Hoy tengo que adelantar corriendo mis deseos de un hermoso fin de semana, pero muy en especial a la chica que lleno mis ojos de batik, tanto que sigo fascinado mirándolos una y otra vez. ;)))

Un abrazo

Hada de luces dijo...

gracias por tu visita y el enlace...bienvenido!
nos estaremos viendo...

ladani dijo...

Hola Juan, y aquí estoy de vuelta, pero esta vez en relación a lo que decís de la posibilidad de escribir, a la bestialidad y a la surpresión como forma... realmente los tiempos cambiaron?
y para que siguen existiendo los sistemas de control?
y por qué la prohibición sigue existiendo como forma, como modo, como extensión de formas de pensamiento?
los muros pintados, las palabras en libros, las canciones al viento, los cuerpos en escena, quizás sean los lugares más fuertemente abismales: el abismo de la posibilidad última de dejarse ser, dejarse decir, nada más (y nada menos)
Saludos

Silvia dijo...

Qué gran riqueza la de esos muros, y que magia la del artista que los hace hablar.
Un abrazo

rocanlover dijo...

Me encantaron las imágenes, habia perdido la dirección de tu blog, pero como verás ya te encontré, un placer la visita, mis saludos ..

Milk™ dijo...

Si las paredes pudieran hablar... vaya si contienen verdaderas obras de arte estos muros, el color es fascinante, totalmente color más color y eso es algo que te atrapa por completo. Qué bueno que exista este trabajo que funciona como documento de existencia, apuesto que los que pintaron sobre esos muros querían ser vistos, y por este medio, han logrado ir "extramuros" gracias a las fotografías. Felicidades también Juan! gracias por la visita, igualmente a Tania: muchas gracias por los comentarios! por "leer" las fotos con tales sentimientos, eso es lo que enriquece al alma. Sinceramente
marlen

Ártemis Sublime dijo...

Realmente impresionantes las imagenes!
Son el rostro de las almas que muchos no saben dónde se esconden.

Un abrazo!!!

JuanBM dijo...

Hada de luces es precioso tu blog y volveré muchas veces.

Ladani, comparto contigo estas palabras: los muros pintados, las palabras en libros, las canciones al viento, los cuerpos en escena, quizás sean los lugares más fuertemente abismales: el abismo de la posibilidad última de dejarse ser, dejarse decir...

Claro que existen nuevos medios de control, yo diría de administración de existencias aunque todo ande teñido de permisividad.

Silvia, ¿cómo fueron tus oposicones? Espero que hayas tenido suerte.

Saludos, Rocanlover, luego paso a conocer tu casa.

Milk, gracias por tus palabras, comparto contigo ese gusto por el color y eso que me he pasado mucho tiempo haciendo fotografía en blanco y negro, pero ahora que es más fácil su control ya no puedo prescindir de él.

Saludos, Ártemis, y gracias por tus palabras.

Un abrazo

violeta dijo...

Esta es mi primerísma visita al blog.
Impactantes las imágenes Juan, y tus recuerdos con graffitis, que me hacieron recordar un bello cuento de Julio Cortazar, graffiti se llama.
Desgarradoramente y bello, buena combinación.

JuanBM dijo...

Se bienvenida, Violeta y gracias por tus palabras.

Un abrazo