19 diciembre 2005

La fotografía como escritura

La fotografía es también un pequeño cuaderno de apuntes donde se escribe con luz la tiniebla, y al hacerlo se retrata la propia subjetividad. Los ojos entonces buscan ansiosos en el mundo su sombra, sus palabras, sus formas... capaces de decirlo todo en su silencio. De el “instante decisivo” al “objeto encontrado”. Es la fotografía como subjetividad.

Como somos cuerpo somos también imágenes, metáforas, símbolos que nos retratan con fidelidad. Imágenes que viven en nosotros, que se desgranan en su propio lenguaje de sentidos, en su polisemia, brotando cual río oscuro. Los poetas juegan con la misma materia intangible, hacen con sus lodos, construyen el espejo de su ofrenda, que es su decir.

Hasta los sueños están llenos de imágenes vividas que brotan en nosotros mismos.














Gomas bicromatas, de la serie Cartas de angustia y esperanza, publicadas en la Revista Foto-Vídeo Actualidad, nº 121

7 comentarios:

nuage dijo...

Cada una de esas fotos dice y sugiere en sí misma tantísimas cosas, cada una sería un mundo propio y a la vez en conjunto forma una historia hilvanada de sueños, anhelos, frustraciones, como el camino que recorre una semilla para germinar y convertirse en fruto.

Al ver esta serie he recordado algo "Un beso desarruga una frente, que no basta a desarrugar el calor
entibiado de muy amantes besos anteriores."
(JM)

Si alguien ha sentido ilusión siquiera una vez por tocar el cielo, si se ha estremecido con la belleza de un abrazo ajeno, recorre la vida como raíles aceptando también los cambios bruscos, moldeandose, sobreviviendo sin dejar de sonreir, no puede por más que intente conservar cadenas porque ni los tesoros aguantan para siempre quedarse cautivos. Muy hermoso Senghor. Saludos

Senghor dijo...

Después de lo que has escrito tan hermoso... no creo que se pueda añadir nada más. Gracias

nuage dijo...

Lo mismo pude no decir al ver las fotos. No me sentiría bien si con las mías le dejara sin palabras, a usted.

nuage dijo...

La belleza de estas fotos hacen que al principio me quede sin palabras pero luego apenas intento expresar, con las pocas que conozco, algo de lo mucho que me hacen sentir, un poquito más arriba de las costillas, en ese sitio donde localizan al corazón; al de los humanos mortales, pues me pregunto si los poetas lo tendrán en el mismo sitio o se les localiza en la mirada, las manos..., pero de esa parte sabrá usted mejor.

Senghor dijo...

Pues lo cierto es que tampoco se contestar dónde está localizado, pero quizás ¿no será que cualquier parte de nuestro cuerpo puede ser como su instrumento músical? Una mano, una mirada, un gesto, una cierta posición al caminar, una sonrisa, un silencio....Es lo que se ocurre.

SOL dijo...

Me gustaron mucho tus fotos, tienen mucha textura, muy buena composición, son cosas simples, cotidianas pero que tienen un no se que que te atrapan, no podia dejar de mirarlas, muchas felicidades

SOL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.