17 febrero 2012

Dime si es sueño o realidad




























Dime si tu mirada es sueño o realidad.

Tierra vaporosa de un alba
donde tú eres más que tú misma
o es el corazón de abril que se despierta
en la tibieza de la carne y se yergue
desde adentro hasta llenar tus ojos.

Dime el misterio de tus ojos abiertos.

Si atravesaron supervivientes
la blanca soledad cegadora
y la tierra reseca, baldía y árida,
el espacio de nadie entre los hombres.
Si despertaron en la contemplación
de una noche de verano, lejos de las ciudades,
donde latiste al unísono estremecida
con la vieja música de la luna,
cuando un tenue viento
que peinaba los trigales dormidos
susurró tu nombre.


De la serie TURA

6 comentarios:

Índigo dijo...

Una música preciosa en estos versos y una imagen que transporta a esos grandes ojos abiertos del poema y a esa mirada de realidades o sueños. Puro misterio entre las notas de tu sueño de pestañas trigales, olas y viento.

Noris Capin dijo...

Lirico poema, me gusto muchisimo.
Un abrazo,

mabel casas dijo...

cuando la evocación es tan fuerte
supera al poema
se mete en la pulpa
se hace tinta en la sangre y nos escribe por dentro la noche de verano en que la presencia se aparece en el estremecimiento
un gusto leerte
cariños de argentina

AnaR dijo...

Hay tantos matices,tantas notas,tanto enigma en unos ojos...

Bellísimo

Abrazos

Anna Bahena. dijo...

Creo que con ese poema que estremece las ideas no podríamos decir a ciencia cierta si es sueño o realidad. No sabemos si el misterio de esos ojos abiertos contiene el encanto de una historia tras un sueño o el febril desencanto de una historia que se escribe sin piedad.

Hermoso Juan.
Un abrazo sutil y transparente.

Anna Bahena.

Juan Bautista Morán dijo...

Gracias por los comentarios, últimamente tengo abandonado el blog, pero siempre quiero volver intensamente y también a asomarme a todos esos espacios que son compañeros que forman una pequeña constelación en Internet..

Indigo, ya sabes que soy sencillamente un aprendiz, un pequeño alfarero de las palabras. Un abrazo.

Noris, me llama la atención tu espacio y esa proclama de la necesidad de amarse uno también a sí mismo.

Mabel, muchas gracias por pasar por aquí.

AnaR, ¡cuánto tiempo! espero que estés bien y seguro que impulsando otros proyectos. Intenté dejarte un correo pero no vi tu e-mail. Un abrazo.

Hermosa Anna, pues me pasa lo que dices, no sé si esos ojos son realidad o sueño, o son tan reales y al mismo tiempo me hacen soñar.Un abrazo.