06 octubre 2007

Voa, coração

Voa coração.
Ou então arde.
Eugénio de Andrade



Tempestade
Llovió por toda la noche. Fuerte y inmensamente. El viento contando naufragios. El mar junto al cielo en una única oscuridad (Onde, a lua? as estrelas?). El corazón estremeció en lugares de dolor. Tempestad no sólo afuera.

Lume
El sol llegó suave con la brisa por entre las rendijas de la ventana. Acarició los labios, besó los ojos todavía cerrados (o coração leve de repente). Y el día se abrió delicadamente,

en páginas bañadas de luz.

(Los pies descalzos y el corazón es un pájaro que bien sabe – lección del camino - que otras tempestades vendrán. Pero, - y por eso –
a cada carícia del sol...)

19 comentarios:

Ch dijo...

Mar e montanha...vento...
Cheiros trazidos, arrebatados...
Paisagens banhadas!
Essa postagem nos faz sentir tanta coisa, sabiam? Paz, sobretudo!
Gostei bastante de tudo.
Abraços aos amigos Tania e Juan.
Do amigo.
Carlos

Lady Zurikat dijo...

Hay mas tempestades dentro de noostros que en la tierra o en el mar, decia el Marques de Marica.
Y que fotos...

JuanBM dijo...

En la tempestad se intuye el poder de esa luz, como el camino de la noche lleva al alba.

He imaginado en esos paisajes bañados de la luz, pero también de ti y he casi visto esos pies descalzos de los que hablas.

Las fotos me impresionan, sencillamente con ese mar que se asoma en ellas.

Un beso, querida Tania

Beatriz dijo...

Cada vez que irrumpes,
cuando abro esta ventana,
traes momentos de ensoñación.

Tania,
besos.

ladani dijo...

Uy Tania, me encantó estye fragmento, puedo robártelo y ponerlo en mi blog?


las fotos, además, son preciosas

ver el mar, aunque sea por medio de una foto, siempre baña de luz el alma

Clarice Baricco dijo...

Bella Tania: amo la lluvia, demasiado!
Y siento tus letras, contagiadas de gotas de sol, gotas de luna.
Lindas imágenes. Quiero estar ahí.

Besos muchos.

Abrazos a Juan.

Aulo dijo...

me gusta la foto de las sombras; un saludo, lume, ya sé que es portugués pero también es galego, un saludo

Osselin dijo...

Cada beso del sol es una eternidad en si mismo

Aitor Lourido Rodríguez dijo...

Vaya sensibilidad... Enhorabuena.

Estupendas fotos y magnífico texto.

Vientos, tempestades, sol y mar. La conjugación a la vez más terrible y bella de la Naturaleza.

Reza una canción:
"El mar, lleno de vida y de sal...
Violencia y calma a la vez, él es el mismo traidor. Azul o verde, da igual..."

Por esto, quizás, el mar resulte tan embriagador para nuestro ánimo...

Un saludo y gracias por mantener este estupendo blog.

manuel_h dijo...

caricias del sol y de la luz!!!

livia soares dijo...

Nossa, que lindo...
Aqui a gente sempre encontra motivo para abrir as asas, respirar fundo e mergulhar na manhã... real ou inventada.
Um abraço, Tania.

carmen dijo...

Tus palabras me suenan como un lento fado que muere pero no muere; un fado que agarra el corazón, lo acaricia y lo besa al final de la tormenta.
Tus fotos son tremendas también, como las palabras que has dejado.

Un saludo :-)

Mary Andrade dijo...

Hola Canto de Espumas!
Juan,

he pasado aqui para ver lo ultimo e de paso dejarte un beso ahora de los dos...
Enhorabuena, como siempre transmitiendo muchas emociones.

Besines
Marilene

Lila Sarai dijo...

Evocación de caminos...cada uno anda en diferentes lados...sin embargo te encuentras en todos.
Las sutiles palabras acompañan nuestros pasos y se hacen uno con nosotros...

Carlos Morales dijo...

Coincidí con a Eugenio de Andrade allá por el 85, al mismo tiempo que a otros dos jóvenes poetas de mi generación, Eduardo Pita y el desafortunado Al Berto. Recuerdo bien que solía mantener a medio abrir las celosías de la ventana que le separaban del abrupto paisaje de las Hoces de Cuenca, porque necesitaba ver la luz en toda su plasticidad, como lanzas que irrumpen en lo oscuro para cambiarlo todo. Ese pequeño detalle de entonces, que tanto me llamó la atención, se convirtió en la gran metáfora de esa poesía suya, marcada por la aceptación y por la sencillez de espíritu.
Querida Tania, gracias por traerlo a mi memoria...No sé cuando podré pagarte tu gesto con un café...

Un fuerte abrazo
Carlos
http://eltorodebarro.blogspot.com/

Tania dijo...

Saludos a todos,

Olá Carlos, a natureza sempre nos socorre com paisagens que serenam o coração... alegro-me pelas imagens transmitirem a você essa paz... obrigada pela presença.

Hola, Lady: ¡cuánta razón la del señor Marquês de Marica! ;)

Querido Juan, creo que es cierto lo que dices, y me gusta tanto que menciones la intuición, que a mi me parece cada vez más claro, esa voz silenciosa dentro de nosotros… y que entre tempestades y días serenos, vamos aprendiendo a escucharla… Ah, y esos pies de los que hablo adoran andar descalzos, es como robar unos momentos de libertad y verdad, sentir en los elementos de la naturaleza el latido del planeta… :)

Bea, querida Bea: una sonrisa enorme para ti, gracias por las palabras afectuosas y… por un montón de otras cosas más… :)

Hola Ladani, ya lo sabes que estamos para compartir y que disfruto mucho de tu casa y tus elecciones poéticas (y elegiste “o sorriso”… ¡cómo me encanta este poema!)

Dulce Graciela, y yo siento tus letras contagiadas de generosidad… ojalá algún día tus pasos encantados por aquí.

Me gusta mucho la palabra lume, Aulo. Saludos a ti también, ya voy a conocer tu blog.

Oi José: não imagina o muito que creio nisso, adoro o sol, adoro despertar-me na madrugada para ver os seus primeiros raios, como quem quer aproveitar cada um desses instantes de eternidade...

Hola, Aitor: qué bueno volver a verte por esta casa, gracias por tus generosas palabras. Te cuento que la primera vez que vi el mar tenía trece años, y fue un tremendo susto, no sabía cómo expresar los sentimientos… (y aún no lo sé…)

Saludos a ti, Manuel

Obrigada, Lívia, pelo amável comentário. Mergulhar nas manhãs é algo que me fascina.

Carmen: “un fado que agarra el corazón, lo acaricia y lo besa al final de la tormenta”… qué bonito, muchas gracias por dejar aquí estas letras… :)

Olá Marilene!

Hola Lila, son tantos los caminos dentro de nosotros, verdad? Bonitas palabras las tuyas, gracias por venir, pronto voy a conocer tu casa.

Qué hermoso lo que cuentas, caro Carlos. Pues es justo lo que la poesía de Eugénio de Andrade me hace sentir, una luz que invade, como un desabrochar de una mañana clara… y esa luz y sencillez del poeta hace con yo tenga sus poemas siempre muy cerca de mi. Y te diré que me fascina escuchar pequeñas historias como esa la que cuentas, esos momentos preciosos que quedan guardados en algun lugar dentro la memoria de la vida... Así, que soy yo quien te lo agradezco!

Bueno, os dejo con el deseo de um hermoso fin de semana, con colores de Primavera u Otoño... Y muchas gracias a cada uno de vosotros por la compañia...

Muitos abraços

todas las cosas que vienen me recuerdan a ti dijo...

Este no es un blog cualquiera es bellisimo, desde su contenido hasta sus imagenes, es muy bonito.

RocanLoveR dijo...

El corazón es un pájaro, si, y él lo sabe más que yo..

Lindo post, mis saludos!

NAMIBIANO FERREIRA dijo...

Ola Tania! Lindo como sempre este blog, prabens!!
Venho em rapida visita deixar-te um link sobre a welwitschia, quanto a palavra Mukubal deixei recado no meu blog,
Abracos, Namibiano
http://coresepalavras.blogspot.com/2007/10/welwitschia-mirabilis-tombwa.html