18 diciembre 2006

Paisajes del corazón, 2




Y ansioso y torpe, a tu vera me quedo
esperando que tu me enseñes el lenguaje
que no es mío, con unas incognitas palabras
sin sentido.
Y que me lleves a la claridad de lo incognoscible,
paisaje dulce, por vocablos desconocidos.

Pedro Salinas







Manchas suaves –cobrizas, amarillentas, malvas-
de los arbustos mustios entre los rojos árboles;
humo, sedas de niebla azul, cielo entreabierto,
donde entre nubes blancas, surjen fríos cristales..
aire agudo que llega al fondo de la vida,
de donde se levantan, sin que lo sepa nadie,
recuerdos melodiosos de historias de otro tiempo,
que todavía huelen, dolientemente a carne...
Y solo en su nostalgia, el pensamiento se hunde
en abismos fantásticos, inmensos e inefables...

Juan Ramón Jiménez







Publicado por JuanBM

10 comentarios:

Ártemis Sublime dijo...

Citas ilustres jugando don la magnitud voladora de las imagenes.

Senghor? Cambio de nombre o de persona? jaja duda dudable la mía, jajaja!

Besos!!!

El argonauta enmascarado dijo...

Las imágenes se funden con las palabras. Todo es un cúmulo de tonalidades adjetivadas.
Un saludo.

Tania dijo...

Como si el corazón fuera una de aquellas cavernas que guardan lagos hondos y sinuosos, sentidos y presentidos desde siempre. Y hay la inmensa sed de beber y compartir esa agua que vive dentro de nuestro propio pecho, pero, ¿cómo?, si ni sabemos explicarla... Entonces precisamos de una flor, una nube, un rayo de sol pasando delicado entre las hojas de un árbol... o cualquier cosa así, que sea un milagro...

De esto me hablan esas fotografias que andas publicando junto a tan hermosos poemas. Me hablan de milagros, Juan.

Un beso y feliz semana.

Persio dijo...

Y solo en su nostalgia, el pensamiento se hunde...
es cierto, pero no llega a tocar fondo si alguien le regala unas imagenes tan emotivas y sinceras, si la palabra llega en el momento exacto!
saludos!

JuanBM dijo...

Gracias.

Artemis, renovarse o morir. Hace un año que empece ésto y tenía ya que asumirlo. Elegí el nombre de Senghor, apellido del poeta senegales, porque dice un viejo dicho que cuando muere un poeta nace otro en alguna parte del mundo.

Sí, argonauta y Persio, palabras e imágenes van de la mano, Ya me gustaría, Persio, decir algo parecido con la música.

Tania,me quedo fascinado como siempre, por como lo has descrito, tan certero.

Abrazos

Sakkarah dijo...

Me ha encantado tu blog, y tu buen gusto en la poesía.

Un beso.

Isabel Romana dijo...

Salinas y Jiménez, una selección exquisita. Y las imágenes están muy bellas. Me gusta el concepto que tienes del color. Que pases muy bien estas fiestas y el próximo año sea más que bueno. Saludos cordiales.

belmar dijo...

VUELVE CUANTAS VECES LO DESEES

TRAE BAJO EL BRAZO TU ACORDEÓN

( - O BANDONEÓN ?? - )

SALUDOS, HERMANO DE CAMINOS...

belmar dijo...

La poesía no es para leerla, es para sentirla, por lo que nunca ha estado al alcance de todos, sino de aquellos que se impregnan -y se dejen atrapar- por ella...

belmar dijo...

La poesía no es para leerla, es para sentirla, por lo que nunca ha estado al alcance de todos, sino de aquellos que se impregnan -y se dejen atrapar- por ella...