24 enero 2006

Querido "viejo profesor"



Ahora que se cumplen 20 años de la muerte de Enrique Tierno Galván, me ha parecido que el mejor homenaje que podía hacerle es colgar estos archivos sonoros que conservo junto a otros desde hace tiempo y así compartirlos, para que quién quiera pueda conocerle o recordarle en su propia voz, y que su historia y sus ideas estén también en Internet.

El primer documento es una semblanza radiofónica que fue emitida en Radio Nacional de España el 25-1-86, en el programa “Madrid me mima”, está hecha a modo de recopilación de muchas entrevistas y con ellas se construye una pequeña biografía.

El segundo documento es un discurso en el que puede conocerse su ideario político, es un disco vinilo que se publicó en el año 1977, dentro de una serie dedicada a los partidos políticos. Por cierto, no es cierto que en su partido no militara ningún obrero o sólo uno o dos, como viene a afirmar Victoria Prego en un artículo reciente. Es cierto que no era un partido de masas, pero en sus filas militaban obreros, incluso cuadros de CC.OO que se sentían más libres en un pequeño partido que entonces no se regía por el centralismo democrático de los partidos comunistas.

Ideario político


Estos días se han afirmado muchas cosas, por ejemplo que su ambición era ser el presidente de una III República ¿Cómo se explica entonces que fue uno de los que tuvieron claro que la transición de la dictadura a la democracia podría venir de la instauración de una monarquía parlamentaria y de ahí su acercamiento a la figura de D. Juan, junto a otros políticos?


Si su ambición era tan desmedida como dicen algunos, por qué no contar el final del PSP (Partido Socialista del Interior en plena dictadura), donde él era el que quería quedarse e iniciar lo que llamaría la "travesía por el desierto" frente a muchos que abandonaron el barco que se hundía en un caladero sin votos por un puesto seguro en el PSOE y en el poder que se olía cercano.


¿De dónde se saca Martín Prieto sino de su contumaz rabia eso de que... "Tierno no quería a la gente. Era de los que se pasaban el pañuelo por la mejilla después de besar a un niño. Era un elitista que despreciaba al populacho aunque aspiraba a gobernar sobre él". Ya se sabe que los hay que llaman rigor periodístico a eso de documentarse en sus desprecios.

En cualquier caso, querido viejo profesor, gracias por las lecciones de dignidad, coherencia y tolerancia. Gracias por el empeño en construir un mundo mejor. Gracias por permanecer fiel a las ideas frente al poder. Gracias por estar al lado de los humildes...codo con codo....y lo dejo aquí, porque mis razones para mi gratitud con Ud. serían muy largas de explicar y no vienen al caso.






3 comentarios:

nuage dijo...

Honrar, honra. Un abrazo.

Juanferpt dijo...

Gracias, salud

Muralla dijo...

Siempre lo admiré profundamente.
Bicos.